¿Qué es la inmunidad de rebaño y por qué España todavía está lejos de conseguirla ante el coronavirus?

La idea de las salidas no era encontrarnos aglomeraciones en Sevilla; no poder ni andar por la Diagonal de Barcelona; o ver paseos marítimos como el de Cádiz, abarrotados. Algunos padres en Eibar o Valencia pensaron que la Liga había vuelto y dejaron a sus hijos jugar con los amigos o compartir juguetes
Aglomeraciones durante el primer día de salida de niños.
Aglomeraciones durante el primer día de salida de niños.

Solo el 5% de los españoles ha tenido contacto, por el momento, con el coronavirus. Son los datos preliminares del estudio de seroprevalencia realizado por el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), que suponen que España todavía está lejos de alcanzar la ansiada inmunidad de rebaño, que ayudaría a acelerar la desescalada. ¿Pero qué significa exactamente este término y por qué todavía se perfila como algo remoto?

También conocida como inmunidad de grupo o colectiva, este fenómeno se produce cuando un número suficiente de individuos está protegido ante una infección y actúan como barrera al impedir que el agente alcance a aquellos que todavía podrían contagiarse, como explican en un artículo los investigadores de la Universidad Complutense Esperanza Gómez-Lucía y José Antonio Ruiz-Santa-Quiteria. Generalmente, este tipo de defensa se consigue cuando la mayoría de la población ha padecido la enfermedad o a través de la vacunación. 

En el caso de la COVID-19, no existe actualmente una vacuna para proteger a la población, por lo que el objetivo es que haya tantas personas que han superado la enfermedad que el virus no localice fácilmente individuos a los que infectar y se frene la transmisión. Sin embargo, la cifra de españoles inmunizados se sitúa todavía entorno a los dos millones, de acuerdo con la información presentada este miércoles por el ministro de Sanidad, Salvador Illa

Para poder hablar de inmunidad de rebaño en el caso del coronavirus, es necesario que entre el 60% y el 70% de la población presente anticuerpos (que aparecen al haber padecido la enfermedad) y, por tanto, esté protegido. Estos porcentajes quedan aún muy lejos del 5% actual, lo que lleva a suponer que este tipo de defensa tardará en llegar y reafirma a los expertos en su llamada a la prudencia.

La estrategia de Reino Unido

Esta inmunidad de rebaño fue la estrategia a la que se aferraron gobiernos como el de Reino Unido en los primeros compases de la pandemia, aunque, debido a la alta transmisión y a la gran cantidad de casos graves que generaba, tuvo que ser abandonada.

Este planteamiento de permitir que el grueso de la ciudadanía británica se contagiase, mientras se protegía únicamente a los más débiles y susceptibles (ancianos y enfermos crónicos), suponía que entre 40 y 47 millones de personas debían infectarse en Reino Unido. El riesgo de que desarrollasen la enfermedad en su forma más grave y la tasa de mortalidad, llevaron a las autoridades a renunciar a esta estrategia.

Los primeros estudios realizados en el continente muestran, a fecha de 23 de abril, que la porción de población que ha desarrollado anticuerpos ante el virus está por debajo del 5%. Según datos del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, este porcentaje se sitúa en el 1,9% en Dinamarca, el 3,2% en los Países Bajos y el 1% en Escocia, por ejemplo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento