Barcelona eliminará 2.000 motos aparcadas en las aceras y multará a partir de la fase 1

  • Con esta medida, el Ayuntamiento prevé ganar 43.000 metros cuadrados de espacio público.
Motos aparcadas en la acera en una calle del barrio de la Vila de Gràcia. Motos aparcadas en la acera en una calle del barrio de la Vila de Gràcia (Foto de ARCHIVO) 10/2/2020
Motos aparcadas en la acera en una calle del barrio de la Vila de Gràcia.Motos aparcadas en la acera en una calle del barrio de la Vila de Gràcia (Foto de ARCHIVO)10/2/2020
EUROPA PRESS

Los barceloneses continúan ganando espacio en la calle a costa de las motos. El próximo lunes, el Ayuntamiento comenzará su campaña para eliminar a las que aparcan en las aceras, con la que prevé retirar 2.000 vehículos de 24 puntos de la ciudad para y ganar 43.000 metros cuadrados de espacio público.

Las multas se pondrán a partir de la fase 1 de desescalada y serán de 100 euros. Según ha explicado la regidora socialista, Rosa Alarcón, antes de multar se hará “pedagogía” para avisar a la población. Para ello, el Ayuntamiento eliminará señales de aparcamiento ya existentes en las aceras y señalizará expresamente los lugares donde no se puede estacionar.

La teniente de Alcaldía, Janet Sanz, ha comentado en rueda de prensa telemática que el objetivo del consistorio es “liberar” las aceras para que los peatones puedan tener más espacio para caminar, y así facilitar que se mantengan las distancias recomendadas por la crisis sanitaria.

No habrá aparcamiento para las 250.000 motos

Las alternativas que da el ayuntamiento para estacionar las motos es hacerlo en una de las 69.000 plazas que ya existen en la calzada, 7.000 de las cuales fueron añadidas en el pasado mandato y que ahora se prevén incrementar en 526 más.

A parte, han recordado que existen espacios en aceras de más de tres metros donde se seguirá permitiendo estacionar de forma horizontal, y que se cuenta con el aparcamiento en subsuelo, ahora “desaprovechado”, con el que ya se está negociando la tarifa que se cobrará a este tipo de vehículo.

Estas plazas, no obstante, podrían no ser suficientes para las 250.000 motocicletas que se calcula que hay en estos momentos en Barcelona. Ante esta situación, Alarcón ha dejado claro que “no habrá nunca suficientes aparcamientos” para todas las motos que hay en la ciudad, “de la misma forma que tampoco las hay para los coches”. 

En este sentido, la concejala propone seguir la misma dinámica que con los turismos, donde “hay muchas disciplina”, dado que los conductores "salen de casa pensando dónde aparcarán". De ahora en adelante, se espera que con las motos ocurra lo mismo, y que sus propietarios adquieran aparcamientos privados o  cambien de manera de desplazarse.

Ampliación de las calles para caminar

También con el objetivo de ganar espacio para los peatones, hoy han comenzado los cortes al tráfico de los laterales de la Gran Vía y de la avenida Diagonal. Se trata de una actuación que, a diferencia de la de las motos, no estaba prevista antes de la pandemia del coronavirus. La medida forma parte del plan de “urbanismo táctico” que ya se puso en marcha también la semana pasada en la calle Consell de Cent y que, según cómo funcione, no se descarta "mantener en el futuro".

Por su parte, la que sí estaba prevista anteriormente es la ampliación de la Vía Laietana, cuyas obras se iniciarán el próximo domingo y permitirán que las aceras de esta calle lleguen a medir 4,15 metros de ancho.

Colocación de vallar para cortar el tráfico en el latera de la avenida Diagonal con pg. de Sant Joan, esta mañana.
Colocación de vallar para cortar el tráfico en el latera de la avenida Diagonal con pg. de Sant Joan, esta mañana.
ACN

En cuanto a los carriles bicicleta, continúan incrementando para llegar a los 21 nuevos kilómetros que ya anunció el consistorio. Así, ya ha quedado abierto el de la calle Pau Clarís y la semana que viene se espera hacerlo en Roger de Llúria y en un tramo de la calle Valencia. Estos nuevos carriles se pintarán sobre un carril de vehículos y se les incorporará elementos de protección y señalización horizontal en cada cruce. Por su parte, en los carriles autobús continúan añadiendo nuevos tramos en distintos puntos de la ciudad.

Defendiendo las medidas que priorizan el movilidad a pie, en bicicleta y en transporte público, Janet Sanz ha argumentado que desde los años 80 “se le había dado la espalda a la salud”, y ha añadido que “la Barcelona que diseñó Cerdà no era precisamente la de verla llena de coches”, por lo que la teniente de Alcaldía ha concluido que "recuperar esa esencia es una obligación que cualquier gobierno debería tirar adelante”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento