Roberto Leal: "'Pasapalabra' vuelve para hacer olvidar por un rato lo que nos rodea"

  • El concurso regresa hoy a Antena 3 con un bote de 500.000 euros y una puesta de largo especial. 
Roberto Leal, en el plató de 'Pasapalabra'.
Roberto Leal, en el plató de 'Pasapalabra'.
Roberto Garver / A3

El presentador Roberto Leal, con su sonrisa casi perpetua y su aire de yerno perfecto, se pone al frente de Pasapalabra, que regresa a Antena 3 hoy en prime time  (22.45 h) y a sus tardes a partir del lunes (20 h). Trabajador infatigable, espontáneo ante la cámara, Leal afronta este nuevo reto con humildad y la responsabilidad, a veces poco valorada, de distraer. 

Manel Fuentes, Chenoa, Alaska y Mario Vaquerizo serán los famosos invitados y en este primer programa especial estarán también presentes rostros como el de Matías Prats, Roberto Brasero, Jorge Blass y Falete.

¿Cómo fueron las primeras sensaciones de los primeros días de rodaje? Bien, adaptándome al equipo y al formato y con una sensación de ir siempre de menos a más. Eso es lo importante de llegar a un programa tan resuelto como Pasapalabra. Porque aunque tú tengas la sensación de que conoces bien el concurso cuando te pones delante te das cuenta de que hay cosas de mecánica con las que tienes que ir atinando. Pero la sensación es de haber cogido rápido el tono.

El equipo de Pasapalabra es el mismo de los últimos años, ¿cuál es el consejo más valioso que le han dado? Más que consejos lo que hacen conmigo es tener mucha paciencia desde el principio, ellos dominan el formato y saben dónde hay que apretar más, donde hay que insistir a la hora de explicar las pruebas o dónde hay que tomárselo con más calma.

¿Cómo se prepara el Rosco? La lingüista del programa viene y me da las 25 preguntas y me dice como se entona, si hay un nombre raro me dice cómo se pronuncia, si hay alguna parte donde hay que ir más despacio porque hay una coma… un trabajo concienzudo en el que uno se siente muy cómodo porque ellos lo hacían a diario.

¿Hay alguna palabra que haya aprendido que vaya a incorporar a su vocabulario? Me llamó mucho la atención el cuerno medieval que se utiliza para hacer las llamadas a la guerra, con la ‘o’, olifante.

Es la típica palabra que sale en una conversación… O la sueltas aunque no tenga nada que ver y quedas como Dios. “Qué buen olifante se ha quedado hoy” y la gente se queda pensando ‘como este tío viene de Pasapalabra, este tío sabe’. Y la colocas. (Risas). Pero más allá de la broma es verdad que los compañeros del concurso tienen un vocabulario que te sorprende.

Ese un valor cultural de Pasapalabra, el de recuperar vocabulario, ¿no? Sí, Pasapalabra es un programa de entretenimiento cultural de máximo nivel. Y detrás de cada definición hay un trabajo exquisito y muy cuidado. Y a lo mejor un concursante suelta una palabra que no tienes tú recogida como correcta y el equipo tiene que comprobarlo.

¿Nos complicamos poco hoy en día en buscar la palabra o la forma correcta? El lenguaje está un poco denostado, sobre todo con las redes sociales, con faltas de ortografía y patadas al diccionario y se agradece que haya un programa como este, en el que se cuide tanto la palabra y nuestro idioma.

En un momento como este, ¿cuesta mantener la energía para transmitir buen rollo? Creo que es una obligación nuestra: hacer un programa de entretenimiento del que la gente espera tanto y estar con un ánimo entusiasta. Desde que empieza el programa hasta que acaba tu energía tiene que estar a tope. Eso no significa que seas histriónico, pero sí que estés al nivel que la gente espera en casa. Volvemos para hacer olvidar por un rato lo que nos rodea. No es fácil, porque no tenemos público y hay que levantar el tono, pero la gente que viene de invitados, los famosos, vienen con mucha buena energía y buen rollo.

Ha vuelto a salir para trabajar después del confinamiento, ¿le ha dado psicosis por el posible contagio? No, pero cuanto vuelvo a casa tomo todas las medidas que nos han recomendado, dejo los zapatos en una caja en la entrada, lavo toda la ropa, voy directo a la ducha, gel y mascarilla todo el rato… pero no me vuelvo loco porque no podríamos trabajar. En Atresmedia se están cuidado al máximo todos los protocolos. Son circunstancias raras, pero las cosas se están haciendo bien. Hay que hacerlo así porque aún no somos conscientes del varapalo que está siendo esto.

Ahora que hay medidas de alivio y lugares en Fase 1, ¿es de los que piensan que los españoles lo estamos haciendo bien o que no se nos puede dejar solos? Ni una cosa ni la otra, somos bastante maduros y responsables para saber lo que tenemos que hacer y si luego hay alguno que se salta las normas a la torera para eso están las autoridades para multarles. Esto es un ejercicio de sentido común y de solidaridad. No nos queda otra y no nos podemos relajar porque si no luego llegará el susto. Todos tenemos ganas de salir, de ir a bares, a comercios, de que la vida vuelva a ser lo más normal posible. Y sí, vemos ejemplos a diario de que casos en los que no se hace bien, pero también es cierto que cuando se hace bien no llama tanto la atención como cuando se hace mal.

Todos hemos visto Pasapalabra durante muchos años… ¿Qué otro programa de su infancia o adolescencia rescataría? Siempre he sido muy de nostalgia, me crié en los 80 y tiro de nostalgia constantemente. Me encantaban programas como El Gran Prix o El Juego de la Oca, El Precio Justo, el Un, Dos, Tres… programas con los que crecí. El Juego de la Oca en su día me quedó un buen recuerdo y que volviese sería una gran noticia porque yo era fan.

Va a compatibilizar con OT, eso le lleva a viajar mucho… ¿en qué invierte el tiempo de los viajes? Para mi los viajes de Madrid a Barcelona me servían para prepararme a conciencia los guiones de Operación Triunfo, que normalmente me llegaba el día antes la primera versión. A veces a leer o a dedicarme algo de tiempo, porque a veces nos olvidamos de hacer eso: dedicarnos tiempo.

¿Y le dejan tranquilo en el AVE? Sí, por lo general sí. Si viene alguien quiere una foto o le hace ilusión pues se hace sin ningún problema, pero normalmente la gente lo respeta mucho y yo me meto en el guion y me concentro mucho. En el viaje trabajo menos o nada, normalmente sólo apoyo la cabeza y a dormir (risas).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento