España cumple dos meses bajo el estado de alarma: "Hace falta reactivar los sectores que han perdido más empleos"

Varias personas sentadas en los balcones de sus casas durante la cuarentena.
Varias personas sentadas en los balcones de sus casas durante la cuarentena.
JORGE PARÍS

Salió Pedro Sánchez muy serio el pasado marzo para anunciar que España quedaba bajo el estado de alarma por la crisis del coronavirus. Virulenta al principio, complicada ahora, la pandemia está poniendo todos los sectores a prueba: la economía, la sociedad, la política nacional, el sector sanitario, el contexto internacional. El mundo está en jaque. Han pasado ya dos meses desde la declaración de emergencia, y el balance tiene más oscuros que claros. De momento, el camino está lejos de terminarse.

Con la situación sanitaria mejorada, el foco está puesto ahora mismo en la crisis económica que se avecina. El portavoz del Colegio de Economistas de Madrid y catedrático del IE Business School, Rafael Pampillón, cuenta a 20minutos que las medidas que se han tomado "han sido lentas" y asegura que ahora "haría falta reactivar los sectores que han perdido más empleos". Desde su punto de vista, ha habido "cierto desbarajuste", aunque la política monetaria en los últimos tiempos ha sido "más contundente".

"Hemos aprendido a reaccionar más rápido respecto a 2009", continuó Pampillón. Pero para nada está todo hecho. "Tenemos que tener en cuenta la fuerte destrucción de empleo" con 7,2 millones de parados entre desempleo puro y duro y los ERTE. El analista va más allá: "Ahora es muy necesaria la colaboración público-privada" porque "tendremos que combinar innovación, emprendimiento y financiación" y no se puede "crecer de forma desigual". Eso sí, en estos momentos la banca tiene "mayor solvencia" pero "hay que estar atentos".

Lo que también ha quedado patente estos dos meses en España es la necesidad de trabajar en avances sanitarios. Los expertos consultados tiene claras, sobre todo, dos lagunas que se ha encontrado el país: "No estábamos preparados para una pandemia de este calibre" y se hace "más necesario que nunca" un esfuerzo para potenciar la investigación. "Los avances en medicina, en ciencia y en el desarrollo de las vacunas son lentos, muy lentos. Hay que tener eso en cuenta. La paciencia es clave", terminan.

"España se juega mucho en la desescalada"

La tensión política, por otro lado, ha sido una constante desde el inicio de la crisis. El director de Asuntos Públicos de Atrevia, Manuel Mostaza, expresa que "pasado el shock inicial" ahora los actores políticos "ya se han recolocado". Para él, "la oposición considera que el estado de alarma es un cheque en blanco para el Gobierno". Esas tiranteces políticas "estallan" porque "es mucho lo que se juega el país durante la desescalada".

En palabras de Mostaza, lo que está ocurriendo es que "vuelve el tablero de la democracia" y pide no ser ingenuos: "Claro que los partidos hacen electoralismo" pero tienen que encontrar "una ambigüedad con la responsabilidad institucional". Eso sí, en último término "tanto el Gobierno como la oposición piensan en cierto modo en el rendimiento electoral".

También han cambiado las cosas en el tablero internacional. Así lo ve la investigadora de Elcano Ilke Toygur. "La Unión Europea ha aceptado la realidad y está intentando hacer todo lo que puede hacer dentro de sus competencias". En este sentido, sigue, tiene que quedar una cosa clara: "La capacidad de decisión depende de las competencias que se le han dado a la UE durante todos estos años".

La Unión Europea ha aceptado la realidad y está intentando hacer todo lo que puede hacer dentro de sus competencias"

El debate de las competencias ha pasado a primera fila. "No sabemos si después de esta crisis se van a ceder más competencias", y veremos si en el futuro tendremos una UE "más supranacional", con más competencias, o por contra, "más intergubernamental", con mayor control por parte de los Estados. La Unión, dada la pandemia, ha tenido que aplazar el debate sobre el futuro de la UE que estaba previsto para este mes de mayo. "Ahora mismo la UE está haciendo más que nunca", pero "no es un proyecto solo de las élites políticas, sino también de los ciudadanos".

No hay que olvidar tampoco los contrapesos y los niveles de poder, así como los bloques y el reparto de fuerzas en el mundo. China, Estados Unidos y la Unión Europea mantienen ese tira y afloja. "No somos muy capaces de analizarlo ahora mismo", comenta la internacionalista por la Universidad Nebrija, Celia Fernández. "No vamos a ver ese reparto de poder hasta que la situación se estabilice", pero sí se puede vislumbrar "una falta de liderazgo por parte de EE UU como nunca se ha visto". Y es que las políticas de Trump, desde el inicio de su mandato, le desvinculan del papel internacional. "No es algo que venga motivado por la crisis, aunque pueda ahora usarse como excusa". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento