La combustión de un brasero en el dormitorio de una casa del lugar de Outar de Pregos, perteneciente al municipio orensano de A Veiga, provocó la muerte a un matrimonio mayor, vecinos de Barcelona.

Los vecinos alertaron a la Guardia Civil y entraron en la vivienda, donde hallaron al matrimonio muerto en la habitación
El matrimonio había viajado hasta este lugar para pasar
la fiesta del "magosto", y precisamente la no asistencia a esta fiesta, fue la que alertó a los vecinos se desplazaron hasta la casa de la pareja, donde no contestaba nadie a pesar de estar la televisión encendida. Ante esta situación los vecinos alertaron a la Guardia Civil y entraron en la vivienda, donde hallaron al matrimonio muerto en la habitación, donde había en un bote el rescoldo de un brasero.

Los fallecidos son Manuel González de 82 años y su pareja Rosalía Cruz de 77, que residían en Barcelona, pero que pasaban en esta localidad el verano y en el invierno venían a recoger la cosecha de castañar, según ha informado hoy a Efe el alcalde-pedáneo de esta localidad, Vicente Sabín.