El contagio de coronavirus en niños crece un 30% desde que se permite su paseo, más que en otros grupos de edad

Una madre pasea con su hija en el primer día en que se permiten las salidas de los niños a la calle.
Una madre pasea con su hija en el primer día en que se permiten las salidas de los niños a la calle.
Jorge Paris

Después de que el pasado 26 de abril el Gobierno diera un primer paso hacia la relajación del confinamiento por el coronavirus permitiendo las salidas de niños acompañados por adultos responsables, el número de contagios en las franjas de edad de los menores -de 0 a 9 años y de 10 a 19 años- se ha incrementado más que en ningún otro grupo desde entonces.

Si, de media, los contagios de los que se conoce la edad aumentaron un 21,8% entre el 26 de abril y el 12 de mayo, este incremento fue del 35,3% en menores de 10 años y del 40,9% en edades de 10 a 19 años (las salidas se autorizaron a menores de 14).

Ninguna otra de las cohortes de edad de las que facilita datos el Ministerio de Sanidad sufrió un incremento tan grande. El más cercano fue el de los mayores de 90 años, con un 32,4%, seguido por los jóvenes de entre 20 y 29 años, con un 26% en este periodo.

Este mismo patrón se repite si se pone la vista en ingresos hospitalarios y en UCI. En el caso de las hospitalizaciones, se incrementaron en un 29,1% en menores de 10 años, mientras que entre los jóvenes de 10 a 19 años crecieron un 26,85%. La media de todos los grupos de edad fue del 16,2% en estos 16 días.

Los ingresos en UCI también crecieron más entre los menores que en el resto de grupos (a excepción e los mayores de 90), con un 39,3 % y un 35,3% respectivamente para las dos franjas de más jóvenes. La media de todos los grupos fue del 14,25%

¿Cómo era la situación antes de los paseos?

Si retrocedemos más atrás en el tiempo y observamos lo ocurrido entre las dos semanas anteriores a la autorización de los paseos (entre el 12 y el 26 de abril), observamos que los patrones cambian. 

En aquel periodo, el incremento de los casos en la franja de menor edad fue de un 60,1%, ligeramente por debajo de la media de todos los grupos (62,4%). El aumento de casos en las edades comprendidas entre 10 y 19 años fue del 74,5%, superior a la media, pero rebasado por los grupos de entre 80 y 89 y más de 90 años.

En cambio, si nos remontamos otras dos semanas más atrás (entre el 29 de marzo y el 12 de abril), en los momentos de mayor incidencia de la epidemia en España, se observa que las franjas de edad más jóvenes presentan los incrementos más bajos de todos los grupos.

En aquel periodo, se incrementaron los contagios en los grupos de 0 a 9 y de 10 a 19 años en un 91,3 y un 79,7% respectivamente, claramente por debajo de la media de 138,9% registrada para todos los grupos en ese periodo. El aumento en los casos confirmados entre los más jóvenes fue claramente inferior al del resto de cohortes de edad, que registraron incrementos superiores al 120%.

¿Se puede culpar a las salidas de estos cambios?

La respuesta a esta pregunta es complicada, pues la relación entre estos patrones y la salida de los niños no tendría que ser necesariamente de causa-efecto. El lunes Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ya dio algunas pinceladas sobre la cuestión.

El epidemiólogo explicó que, efectivamente, "en algunos hospitales, no muchos, sí que habían detectado que la media de edad de las personas era algo menor", pero que "aparentemente" no se debían a las salidas de los niños. Simón apuntó  a que la progresiva descongestión de hospitales y UCI habría permitido los ingresos de pacientes más jóvenes como causa más probable para explicar lo ocurrido. "Es muy difícil de valorar", concluyó.

Habrá que esperar a que se realicen estudios científicos exhaustivos sobre la cuestión para comprender lo que realmente ha ocurrido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento