Madrid presenta este miércoles su plan hacia la Fase 1: estas son las medidas con las que intenta convencer a Sanidad

Laboratorio de la empresa de biotecnología Eurofins Ingenasa en Madrid, donde producen test para la detección del Covid 19.
Laboratorio donde producen test para la detección del Covid-19.
Fernando Villar / EFE
Laboratorio donde producen test para la detección del Covid-19.
Fernando Villar / EFE

Madrid fía la autorización de avance a la fase 1 desde el 18 de mayo al plan de detección y seguimiento de casos sospechos de Covid-19 que ha desarrollado la Consejería de Sanidad siguiendo las exigencias que la semana pasada le hizo el Gobierno central, cuando denegó el cambio de estadio que había solicitado el Ejecutivo PP-Cs tras un intenso debate y la dimisión de la directora general de Salud Pública.

20minutos ha tenido acceso al documento que desarrolla los protocolos del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y que hoy mismo se tendrá que remitir al Ministerio de Sanidad para que lo examine y estime, o no, la solicitud.

Diagnóstico

La Consejería de Sanidad madrileña apuesta por las pruebas PCR para no dejar pasar un positivo en Covid-19. De hecho, su intención es recoger hasta tres muestras (dos PCR y una serológica) de un caso sospechoso para asegurar al 100% el diagnóstico.

Cuando un médico madrileño examine a una persona con síntomas de infección respiratorio u otros compatibles con el coronavirus (fiebre, tos o sensación de falta de aire) solicitará la realización de una PCR que se enviará inmediatamente a un laboratorio.

Si el resultado es negativo pero la sospecha clínica de Covid-19 persiste, se recogerá otra muestra del paciente y se hará otra PCR. En el caso de que esta segunda prueba tampoco arrojara un resultado positivo, pero pasados unos días del inicio de los síntomas estos persistieran, el facultativo podrá solicitar una tercera prueba de tipo serológico, que son aquellas que detectan si el organismo ha desarrollado anticuerpos ante la enfermedad.

La recogida de muestras se hará en hospitales, pero también en los centros de salud e, incluso, en los domicilios de quienes presenten síntomas y lo comuniquen. En estos casos, serán los profesionales del Summa 112 quienes intervengan.

Rapidez

La Comunidad pretende que en la fase de diagnóstico de un caso prime la velocidad. Así, ha fijado que los técnicos de laboratorio den prioridad a las PCR sobre cualquier otra tarea que les pueda ser encomendada estos días. En un máximo de 24 horas, la Consejería de Sanidad quiere que estén los resultados de las PCR encargadas por los médicos.

Mientras un paciente sea considerado un caso sospechoso, esto es, mientras no haya un resultado negativo sin lugar a dudas, tendrá que permanecer aislado. La Comunidad no quiere correr ningún riesgo en este sentido y por eso afirma que cuando no sea posible la cuarentena en los domicilios, "se habilitará un espacio alternativo para ello", aunque no precisa cuál.

Rastreadores

"En la fase de transición se requiere disponer de recursos humanos suficientes para la vigilancia epidemiológica, la identificación y contención precoz de fuentes de contagio y el diagnóstico y aislamiento de los casos", afirma el documento de Sanidad.

Hace referencia este punto a lo que se ha denominado como "rastreadores": personas que trabajarán en equipo para identificar a los contactos estrechos de un positivo, a quienes les expondrán la situación y la necesidad de que se aislen durante 14 días.

Estas tareas serán realizadas en el área de Salud Pública por 66 profesionales de enfermería, cuya labor será reforzada por los 685 sanitarios que prevé incorporar la Comunidad a los servicios de Atención Primaria.

No obstante, la Consejería de Sanidad madrileña prevé adecuar el número de profesionales dedicados a estas tareas de rastreo y control "al número de casos y a la evolución epidemiológica".

Seguimiento

Cuando los rastreadores identifiquen a los contactos estrechos de un caso positivo de Covid-19 se comunicarán con ellos para comunicarles la obligatoriedad de guardar 14 días de aislamiento. Durante ese periodo, un grupo de cuarenta operadores realizará una vigilancia activa telefónica diaria para comprobar, por un lado, la aparición o ausencia de síntomas, y por otro, el cumplimiento adecuado de la cuarentena.

Este protocolo de llamadas se mantendrá hasta el final de la reclusión de las personas en seguimiento y los datos que se vayan obteniendo en cada comunicación se irán anotando en una ficha personalizada con un programa informático específico.

Si en los contactos estrechos aparecieran síntomas compatibles con una infección por coronavirus, y previo criterio médico, estas personas pasarían a ser consideradas un caso positivo y se tendría que derivar su seguimiento a su centro de salud de referencia. La primera medida a tomar sería la realización de una PCR. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento