Día Mundial de la Enfermería en plena lucha contra la pandemia: "No es para celebrar, sino para recordar y mejorar"

  • Desde el sindicato apelan a la conciencia de las autoridades para que aprendan de los fallos y no se vuelvan a repetir. 
  • ​Una enfermera de la UCI del Hospital de Getafe relata su experiencia como sanitaria con falta de recursos y material.
  • El cortometraje 'Cambio de turno' relata historias de profesionales sanitarios que confiesan experiencias vividas.
  • Sanitarios protestan en Hospital Vall d'Hebron: "Queremos derechos".
Personal médico del Hospital La Paz corresponde con aplausos al apoyo que recibe de la gente todos los días a las 20.00 horas.
Personal médico del Hospital La Paz corresponde con aplausos al apoyo que recibe de la gente todos los días a las 20.00 horas.
Jorge París
El Día de la Enfermería han querido recordar a los 48.860 sanitarios que se han contagiado. En Barcelona, aún con la angustia en la voz que sigue ahí. Insisten en que solo son trabajadores. Un trabajo vocalional y mal remunerado desde siempre pero que ahora, además, han realizado sin medidas de seguridad. Están agotados tras dos meses sin parar pero también indignados por años de recortes

En primera línea y arriesgando sus vidas por la de los demás. Es el trabajo de los enfermeros y enfermeras que luchan día a día sin descanso por combatir un virus que está azotando con fuerza a nuestra sociedad. Más allá de los aplausos que resuenan en los balcones de todo el país a las ocho de la tarde, el sector reivindica un reconocimiento real y un compromiso hacia la sanidad pública y sus profesionales, tan entregados como esenciales.

Este martes se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Enfermería, en una fecha marcada por la situación que vive este colectivo por la pandemia, que ha puesto de relieve la vital importancia de esta profesión, pero también la precariedad laboral y la escasez de recursos a la que se enfrenta.

Tristeza, negación, ira y enfado. Son algunos de los sentimientos que han ido experimentando los y las enfermeras ante la pasividad de las autoridades frente a la falta de recursos y de material de protección, a pesar de que llevan dos meses quejándose de la situación. "Hemos hecho escritos, pero es como clamar en el desierto", confiesa una enfermera de la UCI del Hospital Universitario de Getafe (Madrid). La sanitaria asegura que las fases emocionales que viven en los hospitales se asemejan a un duelo y que, ahora, el sentimiento predominante entre los profesionales es la resignación "porque ves que al final no va a cambiar nada, que van a seguir tirando de nosotros de la misma manera".

"Durante los dos últimos meses, las enfermeras y enfermeros nos hemos enfrentado a una pandemia para la que no estábamos preparados porque no hemos tenido las herramientas para hacerle frente", afirman desde el Sindicato de Enfermería (SATSE), que asegura que, con la crisis del coronavirus, "ha quedado patente la necesidad de cambiar muchas cosas en la asistencia sanitaria".

Un día para reivindicar las condiciones

Asimismo, consideran que "no es un día para celebrar, sino para recordar y mejorar" las condiciones laborales y profesionales. La falta de medios ha sido uno de los temas más comentados y denunciados por el sector, que reclama en su Día más dotación de personal y medios para combatir esta pandemia. "No hemos tenido ni lo más básico como eran los Equipos de Protección Individual (EPIs) y la consecuencia ha sido que muchas compañeras y compañeros han enfermado en el ejercicio de su profesión o lo que es peor, han fallecido", lamentan desde el sindicato de Madrid, que también ha querido dedicar este 12 de mayo a recordar a todos los compañeros fallecidos con Covid-19.

La enfermera de cuidados intensivos del Hospital de Getafe, cuenta indignada cómo tienen que reutilizar, una y otra vez, los trajes de protección a lo largo de la jornada laboral. "Salimos sólo una vez en todo el turno y, en esa vez que sales, lo que procuras es comer, beber e ir al baño", explica, comparándose con "las enfermeras chinas, que hacían relevos cada cuatro horas". "Nosotros aquí no podemos hacer esos relevos, porque no hay personal suficiente, no hay administración que lo soporte y, además, cuando volvemos a entrar en el servicio, tenemos que volver a ponernos los trajes usados", confiesa, asegurando que eso aumenta las posibilidades de contagio entre profesionales, y que, por lo tanto, explicaría la elevada tasa que presenta España, donde ya hay más de 48.000 sanitarios contagiados.

"Nos hemos visto obligados a trabajar en circunstancias que son muy penosas"

"Durante décadas nos han vendido que Madrid tenía la mejor sanidad del mundo y la Covid ha demostrado que lo único que tenemos son los mejores profesionales sanitarios del mundo", afirma SATSE Madrid, denunciando que "las plantillas están bajo mínimos y que, los "refuerzos y contrataciones" de los que habla el Gobierno regional, realmente "sólo representan un 6,6% de la plantilla actual, cantidad exigua si tenemos en cuenta que la Comunidad de Madrid es una de las que menos enfermeras por habitante tiene en todo el Estado".

Según la enfermera de Getafe, la falta de personal no es algo de ahora, sino que viene existiendo desde la crisis económica de 2008. Una sobrecarga que, si bien ya era habitual en tiempos anteriores al coronavirus, "ahora es mucho mayor, porque nos hemos visto obligados a trabajar en circunstancias que son muy penosas para todos". 

Otra de las reivindicaciones del sector es la creación de una especialidad de enfermera de cuidados intensivos, "que ahora mismo no existe", cuenta la sanitaria. "Está matrona, salud laboral, salud mental y atención primaria, pero no hay una especialización de cuidados intensivos, que esta crisis ha demostrado que es fundamental".

Desde el sindicato aseguran que este día, más allá de agradecer a todos los sanitarios contagiados, debería servir para que los responsables de la Sanidad "hiciesen un examen de conciencia para ver en qué se ha fallado y qué deben hacer para que no se vuelva a repetir esta situación".

"No somos héroes. Nuestro trabajo es cuidar al paciente, lo único que pedimos son medios para hacerlo en condiciones"

"No somos héroes" -insiste la sanitaria, cuyo nombre ha preferido mantener en el anonimato- "yo no me considero una heroína y mis compañeros tampoco. Las enfermeras es lo que hacemos, nuestro trabajo es cuidar al paciente, lo único que pedimos son medios para poder hacerlo en condiciones".

¿Habremos aprendido de esta crisis?

"Poco o nada", es lo que la enfermera de cuidados intensivos cree que la ciudadanía está aprendiendo de esta crisis. "A mí me produce mucha tristeza salir a la calle y ver ciertos comportamientos incívicos", confiesa, apenada por la falta de conciencia de la gravedad del asunto. "Si no tienes una persona que esté en contacto con el virus, o tengas un familiar afectado, yo creo que la gente no sabe lo que realmente implica".

"Me produce pavor que pueda haber una nueva ola de contagios"

Ella, a pesar de las desescalada progresiva que se ha iniciado en España y de la flexibilización del confinamiento, asegura que sigue saliendo sólo una vez por semana -aparte de ir a trabajar- para ir al supermercado, "porque me produce pavor que pueda haber una nueva ola de contagios, un repunte". 

"Antes no sabíamos a lo que nos enfrentábamos, pero ahora que ya lo conocemos y sabemos lo que puede pasar, a mi se me pone la piel de gallina, porque no sé si seríamos capaces, humanamente, de soportarlo", concluye. 

Un documental que refleja el sacrificio de la profesión

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Enfermería, HM Hospitales ha compartido un corto-documental que muestra la labor del personal de enfermería, que trabaja sin descanso en la contención del coronavirus en algunos Hospitales de Barcelona.

Grabado y dirigido por Álvaro Laforet, el cortometraje Cambio de turno relata historias en primera persona de profesionales que confiesan experiencias vividas desde que se iniciara la crisis sanitaria.

En apenas poco más de siete minutos, el documental ofrece una panorámica de los sentimientos y emociones y vivencias que experimentan los profesionales, testigos en primera línea, de la dureza de la pandemia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento