Wuhan registra un nuevo foco de infección por primera vez desde la retirada del confinamiento

Personas con mascarillas por el coronavirus, en un mercado de Pekín, China.
Personas con mascarillas por el coronavirus, en un mercado de Pekín, China.
ROMAN PILIPEY / EFE

La ciudad china de Wuhan, donde se originó el brote de coronavirus el pasado mes de diciembre, ha registrado este lunes un nuevo foco de infección, el primero desde que las autoridades retiraron las medidas de cuarentena impuestas para frenar la expansión del virus. 

Las autoridades locales han indicado que se han registrado por el momento cinco nuevos casos de Covid-19, todos ellos en personas que residen en el mismo complejo. Una de las contagiadas es la mujer de un hombre que dio positivo el domingo y que se convirtió en el primer caso detectado desde el pasado 3 de abril.

Los últimos casos confirmados han sido clasificados en un inicio como asintomáticos, por lo que estas personas pueden transmitir el virus aunque no presenten síntomas clínicos, según informaciones de la cadena de televisión CNA. En total, la Comisión Nacional de Sanidad de China informó este lunes de que detectó este domingo 17 nuevos positivos (cinco de ellos, los de Wuhan).

La provincia centro oriental de Hubei había registrado un caso de contagio local en la víspera, después de haber encadenado 35 días consecutivos sin detectar nuevas infecciones.

De los diez contagios locales a nivel nacional diagnosticados en las últimas 24 horas, entre los que figuran los cinco de Hubei, tres corresponden a la provincia nororiental de Jilin (donde se ha identificado un nuevo brote con una veintena de infectados en los últimos cinco días), y los dos restantes a las vecinas Liaoning y Heilongjiang, con uno en cada una de ellas.

Casos importados

En cuanto a los casos de viajeros procedentes del extranjero, los llamados casos importados, supusieron 7 de los 17 totales, y se diagnosticaron en la provincia septentrional de Mongolia Interior.

Asimismo, las autoridades sanitarias chinas indicaron que, hasta la pasada medianoche local (16.00 hora GMT del domingo), se dio de alta a 24 pacientes y se logró sacar de la situación de gravedad a otros 4, lo que deja el número de infectados activos en China en 141, nueve de los cuales se encuentran en estado grave.

Es la primera vez desde enero que el número de pacientes graves baja de la decena.

El organismo oficial no dio cuenta de ninguna muerte en su último informe, por lo que el número total de decesos por la COVID-19 se mantiene en 4.633, entre los 82.918 infectados diagnosticados oficialmente en China desde el inicio de la pandemia, y de los que 78.144 superaron con éxito la enfermedad y fueron dados de alta.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 737.127 contactos cercanos con infectados, de los cuales 5.501 continúan en observación, y de ellos tres serían casos sospechosos de haberse contagiado del virus.

En cuanto a los infectados asintomáticos, China registró 12 nuevos casos en este último parte, lo que sitúa el total de asintomáticos bajo observación en 780. 

El Gobierno ha asegurado que cientos de estos casos están siendo supervisados en Wuhan y ha insistido en que el país reabrirá de forma gradual sus cines, museos y otros lugares de ocio. Por el momento, la ciudad de Shanghaiya ha reabierto algunas discotecas y lugares de entretenimiento. Este mismo lunes, miles de personas han acudido al parque de Disneyland por primera vez en tres meses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento