Andalucía y Valencia denuncian "discrecionalidad" en el veto de Sanidad a su pase a Fase 1 y ven trato de favor a País Vasco y Navarra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la novena reunión con los presidentes autonómicos.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la novena reunión con los presidentes autonómicos.
MONCLOA

Andalucía insiste en que todo su territorio tiene que estar en Fase 1 cuanto antes. No será este lunes, cuando aún quedarán en Fase 0 Málaga y Granada, pero su presidente, Juanma Moreno, ha reclamado este domingo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le explique los motivos y "se revise la decisión" a la máxima brevedad y también ha denunciado que no se ha tratado por igual a unos territorios y otros en referencia a Navarra y el País Vasco. Como Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid tienen previsto pedir al Ministerio de Sanidad que sus territorios en Fase 0 pasen a la siguiente el 18 de mayo y no el 25, como indicaría la cadencia de 15 días que figura en el plan de desescalada del Gobierno central.

Al término de la reunión, el presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, ha exigido al Gobierno que "estudie de nuevo" el plan de su gobierno para que toda la Comunitat Valenciana pase "lo más pronto posible" a la Fase 1. "Lealtad no es sumisión", ha advertido el barón socialista.

Ximo Puig ha pedido que "quede claro" que la Comunitat Valenciana "no ha suspendido ningún examen ni ha hecho nada mal" , sino que se han "cambiado las reglas de juego a mitad del partido".

Ha lamentado que el informe de 232 páginas de la Conselleria de Sanidad —que se va a colgar en su página web— no ha recibido una respuesta "por escrito" del Ministerio, lo que no es "serio ni riguroso", y ha insistido en que, en lugar de dar "explicaciones por píldoras", se les diga por escrito y con "criterios objetivos" por qué solo avanzan de fase 10 de los 24 departamentos de salud.

Puig ha asegurado que la Generalitat ha sido hasta ahora "propositiva, respetuosa y leal" con el Gobierno de España, y así lo continuará siendo, pero ha recalcado que es necesaria "la cogobernanza, la corresponsabilidad y la cooperación", lo cual exige "transparencia, reciprocidad y reglas objetivas".

"Es evidente que Madrid necesita dar un paso adelante", ha dicho por su parte la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que ha recordado que la Comunidad de Madrid cuenta con el 60 por ciento de las grandes empresas y es un "motor económico que es bueno para que todos los demás sigan funcionando".

"Tenemos que empezar a conjugar esa delgada línea a la que todos nos estamos viendo abocados para seguir defendiendo a los más vulnerables frente al COVID con la salida económica", ha dicho Ayuso.

Dentro de la reunión, el presidente, Pedro Sánchez, ha reiterado que “el criterio del Gobierno ha sido la prudencia y la precaución”. Al final, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha asegurado que los "agravios" que han manifestado algunos presidentes "no tienen ningún tipo de fundamento".

"Forzar el ritmo nos puede costar muy caro, sobre todo en vidas humanas pero también económica y socialmente", ha avisado Montero sobre las prisas de estos gobiernos autonómicos.

Desde una situación muy distinta el presidente de Murcia, Fernando López Miras, ha reclamado más restricciones de movimiento para su territorio, que este lunes pasará a Fase 1. La idea es similar a la que ya anunció este sábado el Gobierno del País Vasco, que también pasa de etapa pero sin la misma apertura de la permitida por el plan de desescalada de Sánchez. Por ejemplo, no estarán todavía permitidos los eventos culturales.

"A un día de la Fase 1, le pediré más control de movilidad y un reparto justo de los fondos para reactivar la economía y el empleo", ha tuiteado el presidente murciano ante la reunión de este domingo en la que Sánchez ha analizado con los presidentes regionales las dos últimas órdenes ministeriales sobre lo que cambiará a partir de este lunes en los territorios que pasen a Fase 1.

El presidente del Gobierno ha querido también discutir sobre el fondo de 16.000 millones para las comunidades autónomas en un foro que, en principio, no gusta al presidente vasco, Íñigo Urkullu. El miércoles pasado en el Congreso, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, le recordó a Sánchez que en la ley del concierto hay un punto que indica que si hay "fondos adicionales" para Euskadi, debe tratarse en una comisión bilateral de seguimiento del Concierto.

En todo caso, Sánchez ha comunicado este domingo a los presidentes autonómicos que habrá una primera transferencia de 6.000 millones para el mes de julio.

Moreno, agraviado contra Navarra y País Vasco

En todo caso, el paso —y sobre todo, el no paso— de la Fase 0 a la 1 ha sido el punto más destacado, en el que presidentes como el andaluz han mostrado su descontento directamente a Sánchez

Moreno ha sido este domingo el más beligerantes y ha manifestado que es "difícil de entender" que distritos sanitarios como la Costa del Sol no pueda pasar a la Fase 1 cuando distritos sanitarios en otras comunidades "con incidencias mucho más elevadas que sí avanzan". El presidente de Andalucía ha advertido a Sánchez del "daño reputacional innecesario" que se crea de cara al turismo a marcas como la 'Costa del Sol' o 'Costa Tropical' de Granada.

El presidente andaluz también ha discrepado sobre otros criterios para dejar fuera de la Fase 1 a Granada y Málaga en una exposición que a Sánchez le ha parecido demasiado larga. Por eso, el presidente le ha interrumpido "para pedirle más brevedad", indican fuentes presentes. El presidente de la Junta ha respondido que estaba utilizando el mismo tiempo que otros presidentes y ha señalado que para él no era "agradable tener que usar la conferencia de presidentes para mostrar esta queja".

Asimismo, ha puesto el acento en que parece que en el País Vasco se va a permitir la movilidad entre lo que llaman sus "territorios históricos" y, en cambio, no se permite que las provincias de Granada y Málaga —salvo los distritos sanitarios que la Junta planteó— no pasen a la fase uno porque no se puede impedir la movilidad.

Respecto a ese trato diferencial para el País Vasco, el presidente lo ha achacado a los acuerdos políticos del PNV con el PSOE, que suponen apoyos parlamentarios y "contraprestaciones". Ha indicado que aunque ello sea legítimo en política, los acuerdos deberían ser claros, nítidos y transparentes y, sobre todo, que no afectaran "negativamente a Andalucía".

Fuentes de la Junta ha indicado que a principio de la semana que viene volverán a trasladar documentación a Sanidad para que las dos provincias puedan estar en Fase 1 el 18 de mayo. Esto mismo harán también los gobiernos de la Comunidad de Madrid, de la Comunidad Valenciana y también de Castilla-La Mancha.

Torra se lo piensa

Por el contrario, el presidente catalán, Quim Torra, no ha tomado aún la decisión, según apuntan fuentes del Govern. Cataluña ha sorprendido a dirigentes de otros partidos por la prudencia con la que ha evita do pedir el paso a la Fase 1 de buena parte de su territorio y este domingo aún no estaba claro que Torra lo vaya a solicitar ya como sí harán Moreno, Isabel Díaz Ayuso, Ximo Puig y Emiliano García Page.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento