Oprah Winfrey y Tyler Perry, los artífices de la vida de lujo de Meghan y Harry en su mansión de California

El príncipe Harry y Meghan Markle, en octubre de 2019.
El príncipe Harry y Meghan Markle, en octubre de 2019.
Dominic Lipinski / GTRES

Ya lo dijo hace un año: "Tiene un gran corazón". En aquel entonces, Oprah Winfrey, que se refería a Meghan Markle con esas palabras con las que intentaba defenderla de la injusta forma en que la retrataban los medios, desconocía que a día de hoy ella sería responsable de que la vida de los duques de Sussex fuese tan placentera como es.

A día de hoy, la vida de lujo en Los Ángeles de la exactriz y del príncipe Harry (y del pequeño Archie) está siendo, durante este confinamiento, en parte gracias a la presentadora y productora estadounidense. Y de los muchísimos contactos que tiene, sobre todo, entre la comunidad afroamericana.

La nueva vida californiana de la familia, desde sus largos paseos con los perros a sus continuadas ayudas a ONGs para arrimar el hombro en la lucha contra la pandemia, lo están llevando a cabo desde una enorme mansión en la exclusiva comunidad privada de Beverly Ridge Estates, en Beverly Hills.

Tal y como afirmó primero The Daily Mail (y más tarde confirmaron medios como TMZ), el casoplón de hasta ocho dormitorios es propiedad de Tyler Perry, un actor y humorista conocidísimo entre el público de Estados Unidos -no tanto en otros países como el nuestro- por su recurrente papel de la señora Madea en la saga homónima de películas.

Perry, que también ha participado en películas como Vice o Perdida, es el dueño de la finca y es muy amigo de Winfrey (ella es la madrina de su hija Aman), quien le puso en contacto con Harry y Meghan. Hay que mencionar que aunque Perry no sea demasiado famoso en España, es una de las personas más ricas de toda la industria del entretenimiento, encabezando en 2011 la lista Forbes del sector.

Winfrey le habría contactado en su actual casa, en Atlanta, para que, según parece, les alquilase su nuevo y enorme hogar a Harry y Meghan por una cantidad estimada, teniendo en cuenta sus características, de entre 20.000 y 40.000 dólares mensuales, es decir, entre 18.500 y 27.000 euros al mes.

Oprah Winfrey se ha convertido en toda una amistad del matrimonio, hasta el punto de que fue una de las invitadas a su boda y quien les regaló el cuento (Duck! Rabbit!, es decir, ¡Pato! ¡Conejo!) que Meghan leyó en el ya famoso vídeo del primer cumpleaños de Archie.

El arrendamiento es la opción más probable puesto que los medios no han encontrado indicios ni documentos que revelen una compra, la cual, aunque no se descarta, pues a los duques de Sussex les está encantado tanto el edificio como sus alrededores, sí que es difícil que prospere.

Sobre todo porque las pretensiones de Harry y Meghan son bastante diferentes, buscando una casa con un precio que oscile entre los 12 y los 15 millones de dólares, mientras que esta tiene un valor alrededor de los 18 millones de dólares (unos 16.600.000 ídem de euros)

La mansión es de estilo toscano (es decir, como esas grandes casas hechas de materiales como piedra o madera y rodeadas de viñedos de la campiña italiana) y posee nada más u nada menos que ocho dormitorios, 12 cuartos de baño y una gran piscina.

El terreno es de nada menos que de nueve hectáreas y posee algunas de las mejores vistas sobre La La Land, ya que está constriuda sobre una colina, pero es muy probable que esta solo sea una casa de paso o intermedia hasta el lugar donde finalmente se asiente la familia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento