La televisión británica ha empezado a emitir a partir desde este viernes un anuncio publicitario dirigido a la lucha contra el vicio de fumar entre los padres, según ha informado el Ministerio de Salud Pública del Reino Unido.

En el anuncio se puede apreciar como se explota el tema de miedo infantil y se ha aprovechado el comienzo de su proyección con la fiesta de Halloween, que se celebra en muchos países.

El anuncio, visto en la BBC,  se desarrolla en un dormitorio infantil en la más completa oscuridad. De fondo se oye la voz  de una niña que dice: "No temo la oscuridad". A lo largo del spot la niña va comentando: "No tengo miedo a las arañas", "No tengo miedo a los payasos".

"Temo que mi mamá se muera"

El temor de la pequeña viene al ver fumar a su madre. "Temo que mi mamá se muera", asegura, mirando a la madre que está fumando en compañía de otras mujeres.

El anuncio se ha trasmitido en horas de audiencia cuando los niños y los adultos ven la televisión juntos. Los autores del anuncio esperan que los niños puedan influir sobre la decisión de sus padres, haciéndolos renunciar a la nociva costumbre de fumar, y que el anuncio salve a los propios niños de ser fumadores pasivos.