Batet veta el voto secreto para elegir al presidente de la comisión de reconstrucción aludiendo al reglamento

  • Vox lo pidió aunque reconoció que las normas de la comisión establecen que las decisiones se toman por voto ponderado, donde no se puede votar en urna.
  • La presidenta del Congreso recordó que el artículo 85 del reglamento establece que "en ningún caso" podrá haber votación secreta si se usa el "voto ponderado".
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, este viernes.
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en una imagen de archivo.
EFE

La elección este jueves del exlehendakari Patxi López como presidente de la comisión de reconstrucción tras la crisis del coronavirus en el Congreso se realizó por voto a mano alzada, pese a que Vox solicitó que se llevara a cabo el voto secreto en urna. La presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, rechazó esta petición amparándose en el reglamento, que impide expresamente que la votación sea secreta si en ella opera el voto ponderado, como es el caso de la comisión.

Ignacio Gil Lázaro, el único miembro de Vox en la Mesa del Congreso, pidió a Batet que la elección del presidente de la comisión -un puesto que ha ido finalmente a parar a manos del socialista Patxi López- se realizase en urna y por voto secreto amparándose en el artículo 85 del reglamento, que establece que "la votación será pública por llamamiento o secreta cuando así lo exija este reglamento o lo soliciten dos grupos parlamentarios o una quinta parte de los diputados o de los miembros de la comisión".

No obstante, para empezar, Vox solo es un grupo parlamentario, no dos. Y, además, Batet rechazó la petición amparándose en ese mismo artículo 85 del reglamento del Congreso, que establece que "en ningún caso podrá ser secreta la votación en los procedimientos legislativos o en aquellos casos en los que los acuerdos hayan de adoptarse en función del criterio de voto ponderado". Este último supuesto es el que se aplica en la comisión de reconstrucción.

"Tal y como se apuntó ya en la junta de portavoces" de la semana pasada, "es preciso que la votación se realice a mano alzada, y eso es así porque es la única manera de hacer posible el voto ponderado, y está explícitamente recogido en el documento de creación de esta comisión, donde dice que 'todos los acuerdos de esta comisión serán tomados por voto ponderado'", argumentó Batet en respuesta a Gil Lázaro.

En esa misma línea, y siendo la elección del presidente "el primer acuerdo que va a tomar esta comisión", debía aplicarse esa normativa, señaló Batet. "Hay precedentes existentes y es algo que se puede hacer, en esta Cámara ha sucedido veces anteriores, se han constituido comisiones similares a esta donde los miembros de la comisión no se corresponden exactamente con la proporción del pleno, y siempre se ha utilizado el voto a mano alzada para respetar la ponderación de voto y, por tanto, la composición del pleno de la Cámara", zanjó.

Por su parte, aunque admitió que en "el acuerdo constitutivo de esta comisión" se recoge que "todos los acuerdos de la misma se acuerdan por voto ponderado", Vox argumentó que la elección del presidente debía hacerse de otra manera porque el método para llevar a cabo esa votación en concreto no estaba recogido de manera "literal" en dicho documento. La formación se negó a participar en la votación "por considerar que se ha vulnerado el procedimiento" y "a efectos de recurso".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento