El Gobierno, cada vez más solo: el estado de alarma pasa del apoyo casi total en el hemiciclo a su aprobación más ajustada

Votación en el Congreso
Votación en el Congreso
HENAR DE PEDRO

El Gobierno presidido por Pedro Sánchez ha logrado los apoyos suficientes para seguir adelante con su plan. Tras una semana llena de incertidumbre y en la que las negociaciones con distintas formaciones no han cesado, el Congreso ha aprobado por cuarta vez la ampliación del estado de alarma otros 15 días, hasta el 24 de mayo.

El Partido Popular, que era previsiblemente la formación que iba a jugar un papel más clave, ha quedado apartada a un lado debido a los acuerdos que los socialistas han conseguido con Ciudadanos y PNV. Pablo Casado y sus 88 diputados han optado finalmente por votar abstención, desmarcándose de los votos en contra de Vox, ERC, la CUP JxCat y Foro Asturias. 

Sin embargo, en el camino recorrido desde que se declarase por primera vez hasta esta última ampliación, los apoyos al estado de alarma han ido cayendo como piezas de dominó hasta llegar a la situación límite del miércoles 6 de mayo.

Primera declaración de estado de alarma 

El sábado 14 de marzo Pedro Sánchez salió en rueda de prensar a informar que se declaraba el estado de alarma en España por emergencia sanitaria. Era la segunda vez en 40 años de democracia que se vivía una situación así. El Gobierno tomaba el control de ciertas libertades como la de la libre circulación de personas. Comenzaba de esta manera la denominada cuarentena

25 de marzo: 1ª ampliación sin un solo voto en contra

Apenas 11 días después de implantar el estado de alarma, la situación en España continuaba empeorando con 3.400 fallecidos y cerca de 40.000 contagiados. El Gobierno llevó a un Congreso de los Diputados por primera vez con aforo reducido, tan solo 40 personas, la votación para ampliar el estado de alarma hasta el 11 de abril. "A la hora de actuar, es preciso utilizar el bisturí para no amputar ningún nervio de nuestro organismo social que comprometa el propio sostenimiento de la población confinada o la recuperación", declaraba Sánchez.

A pesar de que fue un pleno con reproches por parte de la oposición y distintas formaciones autonómicas, se logró aprobar con los votos a favor de todas las formaciones salvo ERC, EH Bildu, JxCat, BNG y la CUP, que se abstuvieron. En total, la ampliación logró 321 votos a favor, 28 abstenciones y ningún "no".

Votación en el Congreso
Votación en el Congreso
HENAR DE PEDRO

9 de abril: 2ª prórroga y primeros votos en contra

"Si pido un decreto de alarma de un mes, la oposición me dice que me quiero saltar al Parlamento, con lo cual prefiero venir cada quince días a esta Cámara a pedir la prórroga". Con esta frase se dirigía Sánchez al resto de diputados en el Congreso el día 9 de abril, donde solicitaba una nueva prórroga del estado de alarma, hasta el 26 de abril, en un ambiente cada vez más crispado y con ataques de uno y otro lado. 

Las cifras seguían subiendo y las imágenes de hospitales colapsados y féretros acumulados dejaban clara la gravedad del virus. Con alrededor de 15.000 fallecidos y 152.000 contagiados, las únicas formaciones que votaron en contra fueron Vox, con sus 52 diputados, y la CUP, con tan solo 2. El resto de formaciones votaron a favor, mientras que ERC, EH Bildu y JxCat se abstuvieron. De esta manera, los apoyos fueron un total de 270, las abstenciones 25 y los votos en contra 54. 

22 de abril: 3ª ampliación y 60 votos en contra

La tercera votación llegaba con unas cifras muy altas. Para el 22 de abril, el número de fallecidos rozaba los 22.000 y las personas contagiadas superaban las 210.000. En una sesión parlamentaria que duró 11 horas, la crispación iba aumentado y la división del hemiciclo era cada vez más palpable. 

"No habrá decisiones definitivas. Habrá avances y habrá retrocesos en función de cuál sea el comportamiento del virus frente a esas decisiones que vayamos tomando", aseguraba el presidente sobre el plan de desescalada que iba integrado en la ampliación del estado de alarma. A pesar de todo, la mayoría a favor de ampliarlo hasta el 10 de mayo volvió a ser amplia con 269 votos, 16 abstenciones, las de ERC y EH Bildu, y 60 votos en contra, los de Vox, la CUP y, por primera vez, JxCat.

6 de mayo: 4ª prórroga salvada 'in extremis'

Finalmente la votación realizada el día 6 de mayo y la que más ha costado aprobar. El PSOE ha necesitado cambiar de estrategia para conseguir los apoyos, y, a 24 horas de la votación, cerró un acuerdo con Ciudadanos, que le daba alas para creer que lo iba a conseguir, algo que ratificó entendiéndose con el PNV. En cuanto a las cifras, con la curva superada, el número de muertos está de los 25.000 y los contagiados son ya 220.000.

En referencia al estado de alarma, Sánchez ha declarado que es la “herramienta legal, plenamente constitucional, para continuar controlando el virus”. En el pleno el tono ha sido crítico y duro con el Gobierno, que se ha defendido con más ataques y en el que Ciudadanos ha sido la diana de las formaciones de derechas, mientras que desde la izquierda se ha criticado mucho la decisión de ERC de votar en contra. De esta manera, la ampliación hasta el 24 de mayo ha sido aprobada con 178 votos a favor, 97 abstenciones, que ha contado por primera vez con el PP, además de EH Bildu, UPN y BNG. En contra, 75 votos repartidos entre Vox, la CUP, JxC y Foro Asturias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento