Pasear por el centro es ahora mucho más cómodo que hace cinco años. Ya no es tan usual ver a los viandantes dejando paso a los vehículos o aguardando en un portal a que pase un turismo por una de las calles del Casco Histórico. Ello se debe a que en ese tiempo el área peatonalizada se ha incrementado más del triple en una zona donde viven casi 50.000 personas y con un considerable atractivo comercial.

Así, según un informe facilitado por el Ayuntamiento a 20 minutos, la zona de acceso restringido al tráfico ha pasado de 14.303 a 50.265 metros cuadrados.

La capital cuenta actualmente con 11 zonas de circulación restringida (ACIRE)

Los referentes de la peatonalización en la ciudad son el bulevar del Gran Capitán y la calle Gondomar, por ser las localizaciones donde comenzaron estos proyectos hace ya tiempo.

A partir de ahí, el Departamento de Movilidad del Consistorio ha acometido tanto la reordenación del viario como la instalación de 14 bolardos (postes físicos), que reducen el tráfico hasta un 66% en zonas como la calle Barroso.

La reordenación se ha efectuado en la Axerquía Norte, en la zona de la calle Conde de Torres Cabreras y en la plaza de la Corredera. Una de las medidas esenciales ha sido la creación de 11 áreas de circulación restringida (ACIRE) para el único acceso de vecinos y comerciantes. Entre ellas destacan la tres primeras que contemplan los ejes que van tanto desde la plaza de las Tendillas como desde la calle Ambrosio de Morales hasta la Mezquita-Catedral y el entorno de este monumento.

Además, en unos meses entrará en funcionamiento un bolardo en la calle Cruz Conde mientras que la actuación que se efectúa en la Ribera facilita su futura peatonalización, debido a que la zona entre las calles Caño Quebrado y Santa Teresa de Jornet no diferenciará entre acera y calzada.

Comerciantes y vecinos piden mejoras

Los comerciantes del Centro ven positiva, en líneas generales, la reducción del flujo de tráfico en esta zona. No obstante, el vicepresidente de Comercio Córdoba , Félix Lambert, pide que la peatonalización siempre se haga dotando a estas zonas de aparcamientos en rotación y una ampliación de las aceras.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Vecinos de la Axerquía, Juana Pérez, apoya esta medida, pero reclama mejores normas para acceder a los estacionamientos.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA