¿Qué son los carbohidratos complejos? Lista y ejemplos

Los carbohidratos están muy perseguidos, pero siempre que se ingieran con moderación son una excelente fuente de energía. De hecho, los expertos aseguran que las personas que obtienen alrededor del 50% de sus calorías de los carbohidratos tienden a vivir más tiempo.
Los carbohidratos son una excelente fuente de energía.
ARCHIVO

Los carbohidratos complejos es un macronutriente conformado a partir de moléculas más extensas de azúcares (oligosacáridos y polisacáridos) y que se encuentran en alimentos como  las harinas, legumbres, verduras o frutas, entre otros.

Los carbohidratos son un un nutriente fundamental para el correcto funcionamiento del cuerpo y del cerebro, tal y como explica la web MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Los carbohidratos, simples o complejos, se transforman en glucosa y son una de las principales fundes de energía para el cuerpo.

Los carbohidratos deben estar presentes en todas las dietas, ya que se recomienda que entre el 45% y el 65% de las calorías que ingerimos al día provengan de este macronutriente. Eso sí, es aconsejable que la mayoría de carbohidratos ingeridos provengan de carbohidratos complejos y azúcares naturales en lugar de azúcares procesados y refinados. 

¿Qué alimentos contienen carbohidratos complejos?

Los carbohidratos complejos tardan más tiempo en convertirse en glucosa y ser asimilados por el organismo, por lo que los niveles de azúcar en sangre no aumentan tan rápido como cuando se ingieren carbohidratos simples.

Entre los alimentos que contienen este macronutriente se encuentran, según Mejor con Salud  y la Enciclopedia Online de Ejemplos, los siguientes: 

  1. Verduras: algunos ejemplos son las espinacas, las alcachofas, los calabacines, el brócoli, los espárragos o las acelgas.
  2. Legumbres: pueden ser las lentejas, los garbanzos, los guisantes, las alubias o la soja.
  3. Tubérculos: como la patata. 
  4. Frutas: tales como los plátanos, las peras, los higos o las ciruelas.
  5. Harinas integrales: como la de maíz, la de avena o la de trigo, sobre todo, las de granos enteros.
  6. Panes y pastas: solo aquellas elaboradas a partir de harinas integrales. 
  7. Frutos secos: como las almendras, las nueces, las avellanas, las pasas o los pistachos.
  8. Lácteos: como por ejemplo, algunos quesos, el yogur y la leche desnatada.
  9. Mariscos: como los mejillones o las ostras y como la mayoría de los bivalvos comestibles.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento