La pubertad temprana, dar a luz a muchos hijos y recibir terapia de reemplazo hormonal (TRH) aumenta el riesgo de las mujeres de requerir una cirugía de sustitución articular debido a la artritis, según datos de un estudio amplio realizado en Gran Bretaña.

Los resultados provienen de un estudio en el que participaron 1,3 millones de mujeres británicas, de un promedio de 56 años, entre 1996 y el 2001.

El uso actual de terapia de reemplazo hormonal eleva las posibilidades de reemplazo de cadera un 38% y de rodilla un 58%
Durante un seguimiento promedio de seis años, aproximadamente 12.000 participantes se sometieron a un reemplazo de cadera y 10.000 a uno de rodilla.


Los resultados demostraron que el inicio temprano de la menstruación (por ejemplo antes de los 11 años) aumentaba entre un 9 y 15% la posibilidad de requerir ambos tipos de cirugía, mientras que cada parto sucesivo incrementaba un 2% el riesgo de necesitar reemplazo de cadera y un 8%, el de rodilla.

Pese a que el uso de contraceptivos orales no influía en el riesgo de cirugía de reemplazo articular, el "uso actual" de TRH elevaba las posibilidades de reemplazo de cadera un 38% y de rodilla un 58%, comparado con las mujeres que nunca emplearon ese tipo de tratamiento.

La doctora Bette Liu y sus colegas de la University de Oxford informaron sus hallazgos en la edición en internet de Annals of the Rheumatic Diseases del 28 de octubre.