Un ciudadano holandés de 54 años ha sido detenido en Marbella como presunto autor de dos delitos de agresión sexual, uno de ellos continuado, y otro de corrupción de menores, en la que las víctimas fueron dos niñas.

Los hechos se remontan a 2001, cuando el arrestado presuntamente agredió a la hija de un amigo íntimo que había fallecido, así como a una amiga de la menor, según la Comisaría Provincial de Málaga.

Una de las víctimas era la hija de un amigo íntimo suyo que había fallecido
Las investigaciones apuntan a que el ahora detenido se trasladó a vivir a la Costa del Sol, a una vivienda próxima al domicilio del fallecido, padre de una de las víctimas. Su finalidad era
acompañar a la viuda y a su hija, con las que en principio mantenía una gran relación de amistad y confianza, circunstancia de las que se aprovechó para los abusos sexuales.

Amenazaba de muerte a la madre

Al hombre se le imputan además otros delitos ya que, según las pesquisas, amenazaba de muerte a la madre para evitar que ésta denunciara los hechos a la Policía.

Una vez en la Comisaría, los agentes comprobaron que a este individuo se le imputan también falsedad en documento oficial y usurpación de estado civil.

El detenido, que ha pasado a disposición judicial, tiene antecedentes en Marbella y Holanda por tenencia ilícita de armas, robo violento, extorsión, malos tratos, agresión y amenazas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA