Siete personas han sido detenidas tras estafar más de 300.000 euros de gasoil utilizando el "timo del Nazareno", según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Los detenidos, tres de ellos colombianos y los restantes cuatro de nacionalidad española, están acusados de un delito continuado de estafa, falsificación, usurpación de estado civil y receptación.

Los hechos que han desencadenado la operación acaecieron el pasado día 13, cuando los Agentes de la Guardia Civil del Puesto de Mejorada del Campo sospecharon de dos individuos que se encontraban repostando una furgoneta en una estación de servicio de la localidad.

Una vez identificadas estas dos personas, se les encontró en la parte trasera de la furgoneta dos depósitos de gran capacidad, en los que estaban cargando combustible, y varias tarjetas de repostaje de dos grandes empresas petroleras.

Falsificación de documentos, contratos, sellos...

Los detenidos obtenían las tarjetas falsificando contratos, documentos tributarios, sellos, documentos identificativos y cuentas bancarias a nombre de una importante empresa de reciclaje de residuos, usurpando para ello la identidad de los representantes de esta empresa que opera de forma normal y dentro de la legalidad vigente.

Las pistas llevaron hasta dos naves industriales, en Pezuela de las Torres y Madrid, que se registraron con autorización judicial, y donde se encontraron gran cantidad de combustible almacenado, furgonetas con los depósitos temporales llenos y diversa documentación.

El timo del Nazareno consiste en hacerse pasar por distribuidores de petroleras

Estos hallazgos posibilitaron la detención de dos personas más, una por formar parte del entramado de la estafa, y la otra, dueña de una de las naves, por receptación del combustible.

La organización utilizaba el timo del "Nazareno" para lograr sus delitos, en el que, mediante documentación falsa, y siempre por fax o medios electrónicos, se hacían pasar por miembros de empresas de reconocida solvencia para lograr que las distribuidoras petroleras les otorgaran tarjetas de repostaje para los supuestos vehículos de empresa.

Gracias al crédito obtenido con estas tarjetas podían llenar depósitos instalados al efecto en furgonetas alquiladas, para trasvasarlo a otros contenedores de mayor capacidad en naves industriales. Desde allí revendían el combustible a bajo precio.

En total, la Guardia Civil ha recuperado más de 83.600 litros de gasoil y 26 de las tarjetas utilizadas en la estafa. También se han intervenido otras 35 tarjetas, pertenecientes a una tercera empresa contra la que iban a operar, que no han podido llegar a ser utilizadas por la acción de los agentes. El montante total de la estafa son 318.000 euros.

Asimismo, los Agentes del Servicio para la Protección de la Naturaleza (SEPRONA) han tramitado varias denuncias a los regentes de las naves industriales por el almacenamiento de combustible sin licencia y por operar sin medidas de seguridad.

Varios de los detenidos tenían antecedentes por secuestro, tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas
Los detenidos son los seis autores de la estafa y de uno de los receptadores del combustible, J.C.M.C., de 33 años, con antecedentes por secuestro, tenencia ilícita de armas, tráfico de drogas y varios delitos contra el patrimonio; § C.M.J.N.M., de 27 años; y J.J.P.Z., de 37 años de edad, los tres de nacionalidad colombiana y habitantes de Madrid.

Los otros tres detenidos, españoles, son J.A.G.P., de 33 años, residente en Aranjuez, J.I.P.M., bilbaíno de 38 años, vecino de la capital vizcaína, F.R.P., detenido en Barcelona: y C.G.P.R., de 41 años, de Pezuela de las Torres, receptador del combustible.