Escrivá retrasa el plan "urgente" de Iglesias y afirma que el ingreso mínimo vital se empezará a pagar en junio

El Ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, comparece este miércoles ante la comisión de trabajo del Congreso de los Diputados.
El Ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, comparece este miércoles ante la comisión de trabajo del Congreso de los Diputados.
KIKO HUESCA / EFE
José Luis Escribá, ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migración, comparece en rueda de prensa para analizar los datos del paro que se han publicado hoy y que están intrínsecamente ligados a la crisis del coronavirus. El ministro se ha referido al ingreso mínimo vital que el Gobierno prevé tener listo para el mes de junio y que costará a las arcas públicas cerca de 3.000 millones de euros.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha dicho que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) se podrá cobrar en junio ya que será aprobado y puesto en marcha en mayo, al tiempo que ha avanzado que erradicará casi todos los hogares con pobreza severa, que ha cifrado en el 20 %.

Este plazo retrasa la previsión del vicepresidente de Derechos Sociales y para la Agenda 2030, Pablo Iglesias, que prometió el pasado 16 de abril que se iban a "dejar la piel" para que la renta mínima se cobrase a partir de mayo. En todo caso, Escrivá ha asegurado que esta prestación eliminará "casi completamente" la situación de pobreza extrema que sufren el 20% de los hogares españoles.

Así lo ha indicado durante el Pleno del Senado, en donde ha señalado que, según las estimaciones del Ejecutivo, se erradicará la situación "muy muy vulnerable" de estos hogares con pobreza extrema, además de "un porcentaje muy importante" de aquellos que sufren lo que se conoce como "pobreza mediana" y que están entre el 20% y el 40% de las familias.

Para llegar a estos datos, ha indicado el ministro, en el diseño de las ayudas se ha "diferenciado la tipología de los hogares para que sea más eficaz". De este modo, el Gobierno se centrará "en una parte importante en las familias con niños, diferenciando por número de hijos" y también "focalizar" en los hogares "monoparentales". Escrivá ha estimado que el IMV cubrirá al 50 % de hogares con hijos y con bajos recursos.

La prestación será complementaria a ayudas similares

El responsable de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha hecho estas declaraciones en la Cámara Alta en respuesta a una pregunta de la senadora de ERC Mireia Cortés, quien ha advertido al ministro de la necesidad de que este ingreso mínimo vital sea "subsidiario o complementario" de ayudas similares ya existentes en las comunidades autónomas. En este sentido, ha puesto el ejemplo de la Renta Garantizada de Ciudadanía que la Generalitat puso en marcha en 2017.

Escrivá ha indicado que "evidentemente" la renta que prepara será "subsidiaria" a las que existan en las autonomías y ha apuntado que su departamento ya ha hablado con el Ejecutivo catalán para conocer de primera mano sus ayudas y poder interiorizarlas y que la Generalitat, en este caso, pueda "focalizar" su renta y reunir esfuerzos para erradicar la pobreza. Si el Ejecutivo catalán puede llegar a 60.000 o 80.0000 hogares, indica el ministro, el ingreso mínimo vital el Estado "va a ir más lejos".

Para la senadora de ERC es importante que las ayudas del Gobierno sean complementarias a las autonómicas y, aunque ha celebrado la llegada del ingreso mínimo vital, ha advertido al ministro de la necesidad de que no invada competencias. A su juicio, "urge" poner en marcha una medida de esta calado "de manera ágil y sencilla y evitando la burocratización".

Finalmente, Cortés ha preguntado al titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, si estas ayudas permitirán a muchos hogares españoles salir de la crisis generada por el Covid19. "Con las dimensiones de esta crisis, me parece que no puedo ir tan lejos. Pero que va a ser un instrumento importante para erradicar la pobreza extrema es incuestionable que va a ser así", ha concluido Escrivá.

Costará unos 3.000 millones al año

El ministro estimó que el Ingreso Mínimo Vital cuando cumpla un año de funcionamiento supondrá un coste en torno a los 3.000 millones de euros. Según señaló, se está diseñando un mecanismo multicanal para solicitar la prestación, a fin de llegar al mayor número de personas vulnerables posible.

"En cuanto entre en vigor, podrá solicitarse" y destacó que además de la Seguridad Social, se pondrán en marcha "otros canales" complementarios para facilitar su acceso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento