Guía para someterse a un test PCR en los centros de atención primaria: ¿quién y desde cuándo puede hacérselos?

Una auxiliar transporta muestras para realizar test PCR.
Una auxiliar transporta muestras para realizar test PCR.
PACO SANTAMARÍA / EFE

El Ministerio de Sanidad consensuó este lunes con las comunidades autónomas la nueva estrategia de detección precoz de la COVID-19, en la que plantea la realización de pruebas PCR a los pacientes sospechosos de haberse contagiado de coronavirus en las 24 horas siguientes a la aparición de los primeros síntomas. Un día después, reconoce que no siempre será posible practicar los tests en ese tiempo y amplía el margen a dos días

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha matizado que los plazos contemplados para la realización de las pruebas son de 24-48 horas tras aparecer la sintomatología. Estos tests, ha añadido, se llevarán a cabo en los centros de atención primaria a partir del próximo día 11 de forma generalizada, aunque en algunas comunidades ya se están realizando.

¿Quién puede hacerse las pruebas?

Hasta el momento, los tests PCR se realizaban únicamente en los hospitales a los pacientes de COVID-19 más graves, mientras que a los casos leves -aquellos sospechosos de haberse infectado, pero que no requerían hospitalización- se les pedía que permanecieran aislados en sus domicilios. De ahora en adelante y con la aplicación de la nueva estrategia de detección de la enfermedad, el objetivo es practicar esta prueba a quienes presenten síntomas en las 24-48 horas posteriores a la aparición de los mismos.

"Sabemos que en algunos casos se podrá detectar incluso en menos (tiempo), mientras que en otros habrá que conformarse con un poquito más", ha apuntado Simón durante la rueda de prensa diaria de presentación de los datos sobre la evolución de la pandemia

¿Dónde se practica el test?

Hasta ahora, las pruebas PCR se llevaban a cabo en los hospitales para confirmar que un enfermo grave con síntomas compatibles con COVID-19 era positivo en coronavirus. A partir de este momento, los tests ser realizarán en los centros de atención primaria, tal y como ha explicado el epidemiólogo este martes por la mañana. 

El experto ha explicado que las pruebas deberán hacerse en un sistema como el de atención primaria, en el que hasta ahora no se tenía "esa capacidad para tomar muestras". Por ese motivo, ha considerado que estos servicios de asistencia tendrán que "reforzarse" para obtener los indicadores que interesan para hacer frente al brote. 

"Las comunidades, si tenemos que conseguir estos indicadores, implícitamente queda claro que tienen que reforzar sus servicios de atención primaria para conseguir que estos indicadores sean viables y se puedan dar a tiempo", ha recalcado. Una idea en la que también ha insistido el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, que ha apuntado que las autonomías deberán "reorientar recursos" a estos servicios. 

¿Desde cuándo?

Respecto a la fecha de aplicación, Simón apunta al próximo lunes. "Tenemos la confianza de que el día 11 una gran parte de las comunidades será capaz de hacerlo, las otras probablemente los días siguientes, y con esto lo que buscamos es una capacidad de reacción muy precoz ante cualquier riesgo que pueda suponer un nuevo rebrote de la enfermedad", ha confiado.

Esta puesta en marcha coincide justamente con el inicio en muchas autonomías de la fase 1 de la desescalada. No obstante, algunas comunidades ya lo están implementando, ha explicado el experto, que ha apuntado que "obviamente" adaptar sistemas informáticos y estructuras sanitarias para poder realizar una serie de acciones "lleva un tiempo", con lo que no se puede implantar de un día para otro.  

¿Por qué este cambio de criterio?

Preguntado por el motivo de esta decisión de practicar las pruebas uno o dos días después de la aparición de los primeros síntomas, el experto ha insistido en que se debe a la entrada en "una nueva fase", en la que la información necesaria es "diferente".

"En un escenario, en principio, sin casos o con un número muy muy reducido, queremos detectar cualquier posible indicio que nos lleve a pensar que va a haber un rebrote", ha detallado, y ha insistido en que la información requerida ahora es "distinta" a la de otros momentos de la epidemia, pues se persigue "mucha más precocidad" a la hora de detectar los positivos

En esta misma idea del cambio de fase ha insistido el ministro de Sanidad, que ha incidido en que la estrategia de diagnóstico "se ha adaptado a la nueva etapa de desescalada" recién iniciada para permitir una detección "precoz" de los casos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento