La demanda de pisos de protección oficial ha llevado al Ayuntamiento de Santiago a incrementar la oferta.

El grupo de gobierno local ha autorizado la construcción de 3.700 viviendas en Mallou y 300 en Lamas de Abade. En ambos casos, el 75% de los inmuebles serán protegidos y con un precio máximo marcado por la Xunta de Galicia.

A día de hoy las promociones en marcha de San Lázaro y Pontepedriña han tenido una buena respuesta en el mercado, ya que los compostelanos huyen de los pisos libres por la crisis económica. Las dos actuaciones aprobadas ahora no son las únicas, porque A Pulleira contará con otras 2.000 viviendas. También habrá zonas verdes y de ocio.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTIAGO