La Policía detuvo el pasado domingo a un individuo de 43 años, nacionalidad marroquí y con domicilio en Castellón, como presunto autor de un delito de lesiones a un compañero de piso, al que agredió con la tapa de una cacerola, según informaron fuentes policiales.

Cuando los policías patrullaban la zona de la calle Mar Cantábrico observaron que de una casa abandonada que sirve de vivienda a varios indigentes salía a la calle un hombre, el cual les indicó que sus dos compañeros de casa se habían peleado, golpeando uno al otro con la tapa de una cacerola y causándole varias heridas en la cabeza.

Inmediatamente detrás de este primer individuo salió otro con la ropa abundantemente manchada de sangre, el cual presentaba un corte horizontal de unos tres centímetros de longitud en la parte superior izquierda de la frente, y otro corte, de unos cuatro centímetros, en la zona parietal superior izquierda.

Lesiones en la cabeza

Este les informó que, tras una discusión con uno de los compañeros de vivienda, éste último le increpó, indicándole que no era momento de cocinar, que no tenía derecho a vivir allí y que le iba a matar. Posteriormente, cogió la tapa de la cacerola con la que la víctima estaba haciendo su comida y le propinó con ella dos golpes que impactaron en su cabeza, produciéndole las lesiones que presentaba.

El agresor indicó a la víctima que no tenía derecho a quedarse en la casa abandonada donde vivían
A requerimiento policial, salió un tercer sujeto de la casa, el cual señaló que había tenido una disputa y una pelea con el herido y que las lesiones se habían producido a consecuencia de la pelea, si bien él no presentaba ningún tipo de lesión.

Al lugar llegó una ambulancia medicalizada cuyo facultativo informó de la necesidad de practicar sutura sobre las dos heridas, por lo que trasladó al herido a un centro médico para su cura y resto de examen y valoración.

El supuesto agresor fue detenido y trasladado a la Comisaría del Cuerpo nacional de Policía de Castellón, en cuyos calabozos fue ingresado hasta que pasó a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Castellón, según las mismas fuentes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CASTELLÓN