El Gobierno local de Vilagarcía aprobó un proyecto de mejora de seguridad viaria con el fin de intentar disminuir el número y la gravedad de los atropellos a peatones, con la colocación de pasos de peatones elevados en aquellas calles consideradas "especialmente conflictivas".

Cuatro personas han muerto en lo que va de año en el municipio

Entre ellas, los pasos se ubicarán en la Avenida de la Marina, dónde el pasado 11 de mayo perdió la vida el joven Manuel Abalo tras ser arrollado por un turismo que se dio a la fuga.

La Junta Local de Gobierno, además, acordó iniciar el expediente de contratación de los trabajos, a fin de que puedan iniciarse a la mayor brevedad posible. Así, se prevé una inversión de 70.430 euros para actuar en "aquellas zonas consideradas especialmente conflictivas por registrar un elevado tránsito de peatones o vehículos, así como en aquellas con índices de accidentalidad elevado", según explicaron fuentes del Gobierno local.

Víctimas mortales en 2008

El Gobierno local espera con la medida lograr "que los vehículos que circulan por zonas urbanas especialmente transitadas por peatones lo hagan a una velocidad reducida, de forma que en caso de producirse algún accidente o atropello, las consecuencias sean mínimas".

El anuncio de esta medida coincide con el fallecimiento de Secundino Barcala Rey, un vilagarciano de 83 años de edad que había sido atropellado el pasado 15 de octubre en la calle Moreira Casal y que ayer perdió la vida tras permanecer dos semanas en la UCI.

El octogenario se convierte en el cuarto peatón que fallece tras ser atropellado en el municipio en lo que va de año.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PONTEVEDRA