El Ayuntamiento de Ourense dejará de ingresar un millón y medio de euros al rebajar o congelar impuestos que recaen sobre el ciudadano ante la situación actual de crisis económica.

El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Ourense, Agustín Fernández, ha asegurado que el Gobierno municipal realizará un "gran esfuerzo" de "contención de la presión fiscal" para mejorar la situación de las economías familiares. En su intervención, anunció que en unos casos se limitará a la subida de los tributos locales como máximo al IPC previsto -un 4,2 por ciento-, en otros se congelarán, y en otros, se reducirá la presión fiscal.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Ourense aprobó ayer las nuevas ordenanzas fiscales. Se trata de un primer paso para la elaboración de los presupuestos municipales para el año 2009.

En beneficio de las economías familiares

La primera medida que beneficia al ciudadano pasa por reducir el IBI un 1% a los ciudadanos que domicilien el recibo en una entidad bancaria.
Habrá beneficios para quienes tengan domiciliados los recibos


Asimismo, se establece el fraccionamiento de la deuda en dos plazos en deudas inferiores a 3.000 euros y superiores a 50 euros.

Impuestos sobre vehículos

Fernández anunció también medidas sobre el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), segundo tributo en importancia de la hacienda pública local, y que permitirá actualizar las tarifas según el IPC pero se congela en los vehículos hasta 11,99 caballos fiscales, motocicletas hasta 125 cc, camiones, autobuses y tractores.

El transporte será gratis para pensionistas, mayores de 65 años, minusválidos y jóvenes entre 16 y 18 años

Asimismo, se incorpora una bonificación de hasta el 3 por ciento en la cuota del IVTM para aquellos que domicilien el recibo y a los contribuyentes que lo tengan domiciliado.

Con respecto al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), se introduce un nuevo beneficio fiscal con una modificación del 10 por ciento en la cuota de impuesto a favor de aquellas construcciones, instalaciones u obras donde se incorporen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de energía solar.

Entre las medidas adoptadas, anunció que no se pagará por certificaciones de empadronamiento en censos vigentes ni por cotejo de documentos. Con respecto al transporte público, se eliminan las tarifas que pagan pensionistas, mayores de 65 años y personas con algún tipo de minusvalía. Asimismo utilizarán también el transporte de forma gratuita los jóvenes con edades comprendidas entre 16 y 18 años que estén empadronados en el municipio de Ourense.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE OURENSE