"Te quiero mucho, estás muy guapa, no llores". Así se ha dirigido Jesús Neira, el profesor que el pasado mes de agosto recibió una paliza al intentar mediar en una agresión de género, a su mujer, tras más de dos meses en coma. El profesor, además, quiso dar las gracias "a toda España", por la ayuda recibida, tal y como informa el diario ABC .

Sin embargo, su mujer no fue la primera en escuchar de viva voz a Neira, si no las enfermeras: "Muchas gracias a todas. Y también muchas felicidades. Trabajan ustedes muy bien y me cuidan muy bien. Son ustedes fantásticas".

"No se olvida de nadie. Parece que rige muy bien", se sonreía ayer su mujer, que insiste en agradecer a todos los españoles las muestras de apoyo recibidas. "A él le hemos intentado transmitir lo mismo... sin querer impresionarle ni presionarle demasiado. Pero lo sabe".