Concentración ante la Facultad de Comunicación
Los alumnos de la Universidad de Navarra rechazan el atentado de ETA. (ALFONSO GOÑI) ALFONSO GOÑI

La explanada ante la facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra se ha llenado este mediodía. Los alumnos han secundado la convocatoria del centro para rechazar el atentado perpetrado ayer por ETA que causó heridas leves a una veintena de personas, dos de las cuales siguen ingresadas en el hospital.

Todas las clases han parado durante quince minutos y la fuerte lluvia que caía en Pamplona no ha desanimado a los estudiantes. Cientos de ellos se han reunido en silencio durante cinco minutos.

Las caras desencajadas eran la tónica dominante. Muchos de los alumnos han sufrido a raíz de la explosión problemas auditivos, jaquecas y crisis de ansiedad. Para finalizar la concentración el silencio se ha roto con un aplauso.

Un comando itinerante, posible autor del atentado

Mientras tanto, las investigaciones policiales apuntan a un comando itinerante como el posible autor del atentado de ayer. Un comando que habría podido organizar en tan sólo 10 horas el golpe, las que mediaron entre el robo del Peugot blanco en Zumaia (Guipúzcoa) y la explosión.

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, afirmó este viernes que ETA dispone de "una serie de células en activo" que, mientras no sean "puestas a disposición judicial", provocarán atentados como el de Navarra, realizado con un coche robado en Guipuzcoa aunque se investiga si el montaje del explosivo se hizo en este territorio o en el navarro.