Horario de autobuses
Líneas con destino en los cementerios: recorridos y frecuencias. RUBEN GIMENO

Aunque se sabe y se ponen todos los medios para evitarlo, cada año se producen atascos en los accesos al cementerio del Carmen. Eso si, "nada que ver con lo que ocurría hace años", aseguran desde la Policía Municipal.

Muchos vallisoletanos se han aprendido la lección y dejan el coche aparcado para ir en autobús o a pie. Este año, además, para evitar que los peatones crucen por la ronda desordenadamente y sin acercarse hasta los pasos de cebra (con el peligro de atropello que eso conlleva), se ha marcado el recorrido peatonal con vallas y cintas que canalizan la afluencia de público hasta la entrada.

26 agentes regularán el tráfico en los cementerios.
Los coches mal aparcados que otros años dificultaban la fluidez del tráfico lo van a tener más difícil, pues también se ha señalizado la zona para impedir esos comportamientos poco cívicos.

De forma escalonada

No sólo hemos aprendido que el transporte público es más rápido, también que las visitas al cementerio se pueden hacer unos días antes para evitarse el mogollón. De hecho, el dispositivo policial comenzó el fin de semana pasado, se ha mantenido toda la semana y continuará hasta pasado el día de todos los Santos.

Alrededor de 20 agentes regularán durante todo el sábado los accesos al Carmen, el cementerio más concurrido de la ciudad, mientras que otros 6 harán lo propio en el de las Contiendas. En Puente Duero, la tranquilidad no hace necesaria una mayor dotación de agentes.

Muy tradicionalaes

En Valladolid no somos muy dados a la incineración y preferimos un entierro tradicional. De hecho, en lo que va de año se registraron 153 cremaciones, mientras que se celebraron 1.206 inhumaciones.

La tendencia no varía, al contrario que los precios. Mientras que en 2006 los servicios funerarios completos costaban 1.211 euros, este año ascienden ya a 1.463 euros.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID