La Administración abrirá al público en la Fase 2 y hasta entonces no se incorporarán los funcionarios de riesgo

Funcionario delante de un ordenador.
Funcionario delante de un ordenador.
LA INFORMACIÓN

La Administración Pública se prepara ya para la desescalada con un regreso "progresivo" de los funcionarios a sus puestos, de modo que no todos lo harán al mismo tiempo. La ministra de Política Territorial, Carolina Darias, y los sindicatos han firmado este lunes un acuerdo que prevé que la Administración no abrirá sus oficinas al público hasta la  Fase 2 y lo hará para atender "con cita previa" y "limitación de aforo". Será en la penúltima etapa prevista hasta llegar a la "nueva normalidad" que, según los plazos sin retraso previstos por el Gobierno llegaría ya el 26 de mayo. Hasta entonces tampoco se reincorporarán los trabajadores públicos que formen parte de "grupos vulnerables" ante el coronavirus.

Según el acuerdo, los funcionarios empezarán a reincorprarse en desde la actual fase 0, aunque no podrán hacerlo aquellos que tengan o hayan tenido sintomatología o  quienes hayan estado en contacto estrecho con personas afectadas por esta enfermedad. 

Fuentes del Gobierno cifran en 108.000 trabajadores públicos, un 62,5% del total, el número de quienes están teletrabajando como consecuencia de la crisis del coronavirus. Según el acuerdo, se seguirá permitiendo el trabajo en modalidades no presenciales, especialmente para grupos vulnerables y para quienes tengan a su cargo menores o mayores dependientes, y se vean afectados por el cierre de centros educativos o de mayores.

De igual forma, y aunque en la Fase 2 se abran las oficinas al público, los funcionarios "priorizarán" la atención a los ciudadanos por medios telemáticos.

Reincorporación por fases de desescalada

La reincorporación de los funcionarios será progresiva y sujeta a las mismas cuatro fases de la desescalada que ha empezado oficialmente este lunes con la Fase 0, en la que se incorporarán los trabajadores pertenecientes a los "servicios de prevención" como los servicios de prevención de riesgos laborales y los servios sanitarios.

Cuando el territorio en el que trabajen pase a la Fase 1, empezarán a trabajar los funcionarios de actividades esenciales o "críticas" en cada departamento.

No será hasta la siguiente etapa, la Fase 2, cuando se retome la atención al público en las oficinas de la Administración, que deberá hacerse "con cita previa". En la Fase 3 continuará la incorporación progresiva de los trabajadores públicos hasta llegar a la nueva normalidad, cuando el borrador indica que se dictarán instrucciones nuevas instrucciones para la Función Pública, con nuevos protocolos de seguridad y salud.

Reuniones y pruebas de selección

Durante el tiempo que dure la desescalada, las reuniones serán por audioconferencia y teleconferencia y se evitarán en todo lo posible los encuentros presenciales o que impliquen desplazamientos a otras localidades. Solo se podrá ir a otra "unidad territorial" para una reunión en caso de "causas excepcionales".

También quedarán suspendidos los viajes de trabajo de los funcionarios y los cursos y actividades formativas se desarrollarán "con carácter prioritario" por medios telemáticos.

Los procesos selectivos dentro de la Administración Pública se retomarán cuando termine el estado de alarma, que el Gobierno quiere extender durante toda la desescalada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento