Pequeños cementerios de la comunidad, saturados por la reserva de nichos

  • La costumbre de comprarse una tumba en vida deja sin espacio los camposantos de Alpedrete, Meco y Humanes, entre otros.
  • Hasta que tomaron medidas, hubo problemas en Becerril o Cercedilla.
  • "La gente quiere saber dónde va a descansar después de la muerte".
Cementerio, el Día de Todos los Santos
Cementerio, el Día de Todos los Santos

Sin sitio para los muertos a pesar de que hay tumbas vacías. Así se encuentran algunos cementerios de la región, sobre todo en los municipios pequeños, donde es costumbre que la gente compre nichos en vida para asegurarse de que, cuando mueran, serán enterrados al lado de sus familiares.

"La gente quiere saber dónde va a descansar después de la muerte", explica Nieves Concostrina, periodista especializada en asuntos relacionados con la muerte.

"Ultimamente viene mucha gente queriendo comprar un nicho", aseguran en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte, al oeste de la capital. Por eso, han cambiado la ley para que los que deseen reservar un lugar en el camposanto, puedan hacerlo.

En Alpedrete (noroeste), sucede lo contrario: "La gente nos pide nichos, pero ya no se pueden reservar", cuentan en el Ayuntamiento. "Si se pudiese, ya no habría sitio". Similar es el caso de Humanes, en el suroeste, donde el año pasado se cambió la ordenanza para que "la gente no especulara con los nichos" y evitar, así, que faltara espacio en el cementerio.

"Lista de espera"

En Meco (este), en cambio, la fiebre por asegurarse un lugar donde caerse muerto va más allá: "Hay lista de espera para reservar un nicho", ya que cada vez que se construyen nuevas sepulturas, se venden enseguida. Igual que en Buitrago de Lozoya (norte), donde las tumbas se acabaron y ahora ya no se puede reservar.

En Becerril, Cercedilla (norte) o Loeches (este), fueron más tajantes a la hora de solucionar el problema. Hace años, cuando todavía se podían reservar nichos, detectaron que los camposantos se estaban saturando y prohibieron la venta porque se estaban quedando sin espacio. "En los pueblos la incineración no es tan común", dice Concostrina, por eso, es habitual que falte sitio. En la capital, en cambio, donde cada vez hay más cremaciones y alcanzan el 31,7% de los más de 27.000 muertos anuales, en los cementerios "hay sitio para 100 años".

Alrededor de un millón de personas visitarán el fin de semana los 22 cementerios de la capital para honrar las tumbas de sus seres queridos con motivo de la festividad de Todos los Santos. Para que el tráfico sea más fluido ante la multitud que se espera, la EMT reforzará las líneas de autobuses que llegan a los camposantos:

17, 25, 106, 108, 110, 113, 116, 118, 121, 131, 134, 155 y 178. Además, habrá servicios especiales entre la plaza Elíptica y el cementerio sur y otro, entre la plaza Castilla y el camposanto de Fuencarral.

Por otro lado, la Confederación de Consumidores y Usuario (CECU) ha advertido que
en la última semana de octubre el precio de un ramo de flores ha subido entre un 40 y un 60%.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento