Educación propone agrupar asignaturas y codocencia en primero de la ESO para reforzar competencias básicas

Agrupar las diversas asignaturas en ámbitos de conocimiento más amplio y dar la posibilidad de que dos profesores de materias diferentes puedan compartir docencia son algunas de las propuestas de la Conselleria de Educación para aplicar el próximo curso 2020-2021 en el primer curso de la ESO. El objetivo, "mejorar la transición" a la nueva etapa en un momento en el que hay que reforzar los aprendizajes primordiales y las competencias básicas por la suspensión de clases presenciales.

Así lo ha explicado el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, quien ha recordado que la posibilidad de agrupar asignaturas en ámbitos más amplios ya está contemplada en la LOE y en la LOMCE. "Ahora lo que se quiere es hacer una propuesta más amplia y flexible para primero de la ESO", ha comentado en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, se propone que el próximo curso el alumnado de primero de ESO trabaje por ámbitos para facilitar la transición entre etapas y la recuperación de aprendizajes no impartidos en sexto de Primaria durante la suspensión temporal de la actividad lectiva presencial por la pandemia de Covid-19.

La organización curricular será, por tanto, similar a la existente en la actualidad en los programas de mejora del aprendizaje y del rendimiento (PMAR) de tercero de ESO y en los programas de refuerzo de cuarto, que agrupan a la mayoría de asignaturas en ámbitos de conocimiento: lingüístico y social, y científico, matemático y tecnológico.

Soler ha incidido en que la idea que lanza la administración educativa es "flexible" y los centros trabajar sus propias estructuras: desde crear un área humanística y otra lingüística hasta diseñar oras científico-técnicas o artísticas. "La Conselleria quiere establecer un marco general y un procedimiento para que los centros adopten su modelo", ha apuntado Soler, que prevé que la propuesta definitiva, una vez escuchadas las partes de la comunidad educativa, se haga la próxima semana.

Este sistema precisa una mayor coordinación del profesorado y, de hecho, otra de las posibilidades que se contemplan, añade el secretario autonómico, es que dos docentes, uno de lengua y uno de geografía, por ejemplo, compartan "codocencia". El Informe PISA señala que España es uno de los países donde se practica la codocencia, ha señalado Soler, que ha defendido que para reforzar conocimientos "puede ser mejor poner dos profesores en un aula que partir una clase en dos".

Miguel Soler ha resaltado que estas medias no suponen "en absoluto" que se necesite menos profesorado, ya que, aunque se pasaría de 12 asignaturas y otros tantos profesores a 6-7, los alumnos continuarán teniendo las mismas horas lectivas, con lo que el número global de docentes que precisa cada centro no se verá afectado.

MATERIAL DIDÁCTICO Y PLANES DE FORMACIÓN

Para llevar a cabo el proceso -la Conselleria quiere dictar unas instrucciones antes del 30 de mayo para hacer el trabajo- se va a encargar a los diversos centros de formación del profesorado (Cefires) STEAM, Artístico, Humanístico y Social y de Plurilingüismo que elaboren material didáctico y preparen planes de formación específicos.

El secretario autonómico ha asegurado que estos proyectos integrados son más adecuados para recuperar una serie de competencias básicas y para destacar las que son más imprescindibles. Asimismo, ha rechazado vincular esta agrupación de materias al alumnado con dificultades, sino que los estudiantes en general y los de altas capacidades también pueden desarrollar mucho mejor el aprendizaje de matemáticas si lo pueden aplicar a los problemas de física.

Sobre si este sistema es una apuesta de futuro, una vez pase la crisis del coronavirus, Soler ha declarado que la futura Lomloe contempla la agrupación tanto en primero como en segundo de la ESO. "Nosotros estamos trabajando en esa línea y en función de cómo queda la norma actuaremos", ha finalizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento