Un fármaco contra el cáncer de mama se muestra eficaz contra el de próstata

  • Olaparib, sin los efectos secundarios de la quimio, apunta al talón de Aquiles del cáncer de próstata.
Tomografía de un cáncer de próstata.
Tomografía de un cáncer de próstata.
WIKIPEDIA

Un medicamento que ya tiene licencia para el tratamiento de los cánceres de mama y ovario es más efectivo que la terapia hormonal dirigida para mantener el cáncer bajo control en algunos hombres con cáncer de próstata avanzado, informa un importante ensayo clínico que publica la revista New England Journal of Medicine.

Olaparib, una píldora que carece de los efectos secundarios de la quimioterapia, puede apuntar al talón de Aquiles en los cánceres de próstata con una debilidad en su capacidad para reparar el ADN dañado. Ahora está a punto de ser aprobado como el primer tratamiento genéticamente dirigido para el cáncer de próstata.

Este medicamento de medicina de precisión, un tipo de tratamiento llamado inhibidor de PARP que se dirige específicamente a las células cancerosas con genes defectuosos de reparación del ADN, bloqueó el crecimiento del cáncer de próstata de manera más efectiva que los modernos tratamientos hormonales dirigidos abiraterona y enzalutamida.

En general, para los hombres con cualquiera de los 15 genes defectuosos de reparación del ADN que recibieron olaparib, el tiempo antes de que empeorara el cáncer fue de 5,8 meses en promedio, en comparación con 3,5 meses con un tratamiento hormonal dirigido.

De la abiraterona al olaparib

El descubrimiento de la abiraterona por el Instituto de Investigación del Cáncer (ICR) de Londres y su desarrollo posterior junto a The Royal Marsden, ha transformado el tratamiento para hombres con cáncer de próstata avanzado.

Los investigadores están entusiasmados con la perspectiva de que olaparib podría ser aún más efectivo que la abiraterona en hombres seleccionados con mutaciones de reparación del ADN. Ahora, analizarán la combinación de olaparib con otros tratamientos, con el objetivo de mejorar aún más los resultados.

Los efectos adversos más frecuentes fueron anemia y náuseas, que se han asociado con olaparib en el pasado. Pero, en general, es un tratamiento bien tolerado y mucho más amable con los pacientes que la quimioterapia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento