¿Por qué les gustan tanto los dinosaurios a los niños?

El cine y la televisión han tenido una notable influencia en el interés de los más pequeños por los dinosaurios.
El cine y la televisión han tenido una notable influencia en el interés de los más pequeños por los dinosaurios.
Freepik.

A pesar de que se extinguieron hace unos 65 millones de años, no pueden ser más populares entre el público infantil. Año tras año, los dinosaurios se sitúan a la cabeza de los intereses de los más pequeños por los animales, que a menudo avasallan a sus padres con preguntas sobre el tema. Pero, ¿por qué les gustan tanto?

En los últimos años, diversos expertos han tratado de analizar cuáles son los principales atractivos que los niños ven en estos reptiles. En primer lugar, todos coinciden en la influencia de la televisión o el cine. Largometrajes ‘holliwoodienses’ de los primeros años del siglo XX, como ‘El Mundo Perdido’ (1925), basado en la novela homónima de Arthur Conan Doyle, dieron comienzo a una serie de producciones que cosecharon un gran éxito a nivel internacional y que hicieron que millones de personas se interesaren por conocer estas especies.

Una tendencia que llegó a su máximo esplendor con ‘Parque Jurásico’ (1993), película dirigida por Steven Spielberg, considerada un hito en el desarrollo de los efectos visuales digitales y de la animatrónica, reconocida como la de mayor recaudación de la historia del cine hasta el estreno de ‘Titanic’ y cuya acogida dio lugar a una franquicia que incluye videojuegos, juguetes y atracciones en parque temáticos, la cual a buen seguro ha tenido mucho que ver en el comportamiento del público infantil a este respecto. 

Asimismo, el aspecto de dragón de estos seres despierta su imaginación desde muy pequeños, cuando los comienzan a ver en diversos programas de dibujos animados. Y cabe destacar que esa fascinación también responde al hecho de que se trate de animales que desaparecieron de forma repentina del planeta, una circunstancia que causa una gran impresión en los niños, que los rodean de un notable misticismo, convirtiéndolos en populares animales de ficción.

Un 'hobby' con grandes ventajas

Otro de los datos más significativos a este respecto es el de las ventajas que conlleva este ‘hobby’. Según el estudio ‘El desarrollo de los intereses conceptuales en los niños pequeños’, elaborado por las universidades estadounidenses de Indiana y Wisconsin en 2008, los intereses intensos que demandan un dominio conceptual, como es el caso de los dinosaurios, son muy beneficiosos para el desarrollo cognitivo infantil.

La razón está en que además de enriquecer el vocabulario y aumentar el conocimiento sobre un tema específico, contribuyen a mejorar el desarrollo de habilidades complejas relacionadas con el procesamiento de la información, la atención, la concentración o la perseverancia.

Además, esta curiosidad también da información sobre qué estrategias utilizan para acercarse tanto a temas de su interés como a aquellos que están por descubrir. Y esto aporta pistas sobre cómo se desenvolverán en el día a día con los retos que les vaya planteando la vida.

Diversos expertos señalan que, de alguna forma, los niños que presentan esta pasión no se limitan a un conocimiento superficial, sino que prefieren ir más allá e indagar, suelen ser más autónomos y tienen más facilidad para desarrollar un pensamiento crítico.

- Si quieres conocer otras curiosidades así como planes y actividades para llevar a cabo con los niños, apúntate a la newsletter de 20Minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento