Bertín Osborne: "En un piso de treinta metros se puede vivir razonablemente bien"

  • Dentro de algo más de un mes cumplirá 54 años y nacerá su sexto hijo.
  • El cantante habla sobre la crisis, la familia y el bótox.
Bertín Osborne, en el acto de lanzamiento del DVD de la película "Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal" (Foto: INÉS RUBIO).
Bertín Osborne, en el acto de lanzamiento del DVD de la película "Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal" (Foto: INÉS RUBIO).
INÉS RUBIO
Bertín Osborne

BIO Nació en Madrid. Con 27 años firmó su primer contrato con una discográfica. Desde entonces, alterna su trabajo como cantante con el de presentador.

Atractivo, campechano. Bertín Osborne sabe meterse a su interlocutor en el bolsillo con un chiste y una gracieta. El cantante apadrinó el miércoles un acto dedicado a la última película de Indiana Jones, un personaje a quien, confiesa, le hubiera gustado interpretar.

¿Ha corrido tantas aventuras como el prota de la saga?

No sé si tantas, pero he vivivido muchas. Y más de una, peligrosa. En una ocasión pasé seis días a caballo por las Montañas Rocosas, con un clima de perros y unos barrancos brutales. Nunca sabíamos dónde íbamos a domir. Y ya estoy planeando un viaje similar.

¿Ha hallado el elixir de la eterna juventud, o el bótox?

Tengo un amigo médico que está empeñado en que me lo inyecte en las arrugas de la frente. Me niego. A los que se lo aplican se les queda después cara de ‘espantados'.

Pero seguro que se cuida.

Al menos cinco días a la semana hago deporte. Muchas tardes juego al pádel. Se puede estar bien a mi edad -cumple 54 en algo más de un mes- si se lleva una vida sana, no se fuma...

Es heredero del título de conde de Donadío. ¿Le gusta la titulitis?

Para mí no significa nada más que un antepasado mío mató a más franceses de la cuenta y que el Rey quiso distinguirle por ello. Por otro lado, un título es una tradición, y a mí las tradiciones me gustan. Son inservibles, pero bonitas.

¿Le ha afectado la crisis?

Lo he notado en el negocio del vino que regento. La gente consume menos. Gracias a Dios, siguen comprando aceite.

Con su tamaño, ¿se ve viviendo en un minipiso?

He vivido en un apartamento de 50 metros durante tres años, cuando tenía 19. También pasé una temporada en un estudio que tendría unos 30 metros. No es para una familia, pero si vives solo, se puede vivir razonablemente bien.

Una vez me ofrecieron un papel de semental en una película. ¡No salía de la cama!
¿Qué tal ha funcionado su último disco?

No me ha ido bien porque lo hice sin ninguna compañía discográfica. Eso implica que el disco no suene en la radio, no se escuche, no se conozca, la gente no se entera ni de que existe. No creo que repita experiencia. Pensé que se vendería bien, los beneficios iban a ser destinados a los niños de una fundación. Pero me he dado cuenta de que si no vas por los cauces habituales, no hay nada que hacer.

¿Qué proyectos hay a la vista?

Pronto me veréis en televisión. Tengo cuatro ofertas que estoy estudiando, tres de ellas en cadenas autonómicas y otra en nacional.

Cantante, presentador... ¿nunca le ha llamado la atención el cine?

Me encanta el cine, pero sólo verlo. Una vez me ofrecieron un papel en una película en la que yo no salía de la cama, era una especie de semental que le pasaban por ahí ciento y la madre. Era de locos. Me cabreé tanto que decidí que no hacía cine en mi vida.

Alguna vez ha desvelado sus preferencias políticas. ¿Un artista ha de posicionarse?

No tiene por qué. Yo lo hago si me preguntan. Creo que hoy en día los políticos sobran. Lo que se necesita son gestores que administren de forma honrada el dinero. ¿Qué razón tiene de ser, por ejemplo, un partido que hable de lucha de clases en estos días, un partido comunista? La Política está desfasada.

Muy pronto será papá.

Sí, en noviembre. Será niño. Tanto Fabiola como yo estamos muy contentos. Ella se encuentra estupendamente, aunque con un bombo enorme y muy cansada. ¿El nombre? Carlos. Fabiola quería que, si era niña, se llamara Carlota. Al ser niño, se quedó en Carlos. Por no discutir.

¿Cómo está su hijo Kike?

La semana pasada tuviero que operarle de nuevo para cambiarle la válvula que lleva y que le había producido una infección intestinal. Todo ha terminado con un final feliz y ya está en casa. Se le ha pasado el cabreo que tenía por estar en el hospital. Hoy (por el miércoles) estaba riéndose, la mejor señal de que está bien. Nos hemos pegado un susto grande, pero eso va en la nómina. Con Kike tenemos que estar preparados para este tipo de cosas, que esperamos que cada vez sean menos frecuentes.

¿Quién es más fuerte ante estas situaciones, Fabiola o usted?

Fabiola es muy, muy fuerte. Y yo he aprendido a serlo. No hay más remedio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento