Detenido en Melilla un joven marroquí por amenazar de muerte a policías en un vídeo

  • Había sido arrestado anteriormente junto con su madre, acusados de incendiar la casa de una vecina.
Un furgón de la Policía Nacional en Melilla.
Un furgón de la Policía Nacional en Melilla, en una imagen de archivo.
AGENCIA ATLAS

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un joven marroquí de 20 años que colgó un vídeo en las redes sociales en el que insultaba y amenazaba con matar a agentes de la Policía Nacional, como reacción a una anterior detención de él y su madre por el incendio de la casa de una personaque se negó a testificar a favor él en un litigio contra su exnovia.

Según informó este martes un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, los hechos se remontar en primer lugar a las 20,00 horas del pasado día 22 de abril, cuando una mujer que vivía en un edificio de la calle Comandante Haya, esquina con la calle del General Margallo, "vio con estupor cómo al negarse a la solicitud de su vecino para que declarase falsamente en su favor, en un juicio contra su exnovia, éste se presentó en su vivienda con una garrafa de gasolina y comenzó a verter su contenido por todos lados, acompañado de su madre, quien con otra garrafa hacía lo mismo que su hijo".

El portavoz policial añadió que la víctima inmediatamente huyó del hogar para pedir ayuda y, para cuando regresó, pudo ver como los bomberos estaban sofocando el fuego de grandes proporciones que provocaron.

El Grupo de Delincuencia Urbana (GDU), se hizo cargo de las investigaciones, quienes rápidamente identificaron -ya que eran vecinos de la víctima que "vivían de ocupas"-, localizaron y detuvieron a los dos presuntos autores, una madre y un hijo, de 57 y 20 años de edad respectivamente, ambos de nacionalidad marroquí.

La citada fuente indicó que además pudieron comprobar cómo el joven, a quien le constan cinco detenciones anteriores, acudió momentos antes del incendio a la gasolinera cercana de la calle García Cabelles, y llenó de gasolina una garrafa homologada roja de cinco litros. A ambos se les imputó un delito de incendio intencionado y otro de robo con fuerza ya que la víctima echó en falta una caja de caudales con dinero.

Posteriormente, el presunto autor de los hechos colgó un vídeo en las redes sociales en el que insultaba y amenazaba con matar a agentes de la Policía Nacional. Aunque más tarde eliminó el vídeo, "el hecho no quedó impune y fue nuevamente detenido, esta vez por amenazas de odio hacia un colectivo", pasando a disposición judicial en la mañana de este martes 28 de abril.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento