Ábalos abre la puerta a poder viajar en verano a las segundas residencias en función de "dónde se ubiquen"

  • El ministro señala que el Gobierno estudia limitar los desplazamientos entre territorios en la fase de desescalada.
  • El objetivo es "preservar a los territorios que no han tenido contagios" evitando una llegada masiva de turistas.
  • Ábalos abre la puerta a "movilizar inversiones" para proteger algunos sectores del transporte, como el de la aviación.
  • El ministro sitúa a la construcción como una de las "palancas" de la recuperación económica.
Turistas paseando por el centro de Palma en verano.
Turistas paseando por el centro de Palma en verano.
EUROPA PRESS - Archivo
José Luis Ábalos comparece en una comisión del Congreso.
EUROPA PRESS

Las salidas vacacionales de este verano siguen en el aire. Este lunes, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, aseguró que el Gobierno ya está preparando los pasos a seguir en la desescalada, pero no aclaró si los ciudadanos que las tengan podrán trasladarse las segundas residencias. "Dependerá", dijo, de cómo evolucione la pandemia, y es posible que también de la distancia a la que se encuentre del domicilio habitual.

Así lo planteó Ábalos este lunes en la comisión de Transportes del Congreso, a la que acudió para ofrecer explicaciones de su gestión en la crisis del coronavirus y donde volvió a exponer los datos de reducción de la movilidad provocados por el estado de alarma. El ministro, no obstante, fue preguntado por sus declaraciones de hace unos días, en las que abría la puerta a que los turistas alemanes que tuvieran una segunda residencia en España pudieran entrar en verano al país. Y se mostró cauto a la hora de referirse a la posibilidad de disfrutar de estas casas de veraneo.

Preguntado entonces por estos ciudadanos procedentes de Alemania, Ábalos señaló que "tenemos territorios que básicamente viven del turismo y tenemos que ver si podemos abrir algunas vías de compromiso y responsabilidad entre ambos países que nos garanticen la seguridad sanitaria". Pero este lunes, fue más parco y señaló que el uso de las segundas residencias "dependerá de la desescalada". 

"Su uso o no dependerá de donde se ubiquen, habrá menos riesgo si tengo mi segunda residencia a 15 minutos que si me tengo que cruzar España", explicó el ministro de Transportes, que dejó entrever que el Gobierno se plantea -aunque aún ninguna medida está confirmada- un confinamiento "en el territorio" en lugar de en el domicilio. Es decir: que los ciudadanos, en los próximos meses, podrían desplazarse por su provincia o comunidad, pero no a otras, siempre que estos planes se pongan finalmente en marcha.

"Hay que preservar sobre todo a los territorios que no han tenido contagios. Pienso en las islas sobre todo", explicó a este respecto Ábalos, que insistió en que, como lleva insistiendo días el Ejecutivo, "la desescalada deberá ser asimétrica". Y, para ello, habrá que "controlar los desplazamientos interprovinciales", para evitar que las zonas menos afectadas por el coronavirus se vean perjudicadas por la llegada de turistas procedentes de zonas más golpeadas.

Medidas para proteger el transporte

Esa misma cautela quiere aplicar el Gobierno al transporte de viajeros cuando vaya poco a poco recuperándose la actividad, algo que comenzará a ocurrir, previsiblemente, durante el mes de mayo. De ahí que también se esté estudiando, según reveló Ábalos, imponer "medidas de prevención" para los usuarios de transportes colectivos, como podrían ser el uso de mascarillas. 

Eso es así porque "la recomendación de mantener un tercio de la ocupación va a ser muy difícil de cumplir" y porque, además, no existe capacidad de triplicar la oferta para evitar la masificación de los transportes, admitió el ministro. Y precisamente para evitar estas aglomeraciones, Ábalos planteó la posibilidad de hacer obligatorio el "decalaje" de la jornada laboral, es decir, la implantación de varios turnos de entrada para evitar que todos los trabajadores se concentren a la vez en el metro o los autobuses.

En cualquier caso, el ministro reconoció que el del transporte va a ser uno de los sectores que más va a sufrir el impacto de la crisis y que más tarde va a salir de la "hibernación". "Especialmente nos preocupa el sector de la aviación", señaló Ábalos. Y, por ello, explicó que ha discutido con sus homólogos de varios países europeos la posibilidad de "movilizar inversiones" para proteger estos sectores, tanto a nivel nacional como comunitario. La idea es "proteger los activos críticos del transporte, tanto infraestructuras como operadores", señaló.

La construcción, clave para la recuperación

También de cara a la recuperación económica que quiere estimular el Gobierno cuando pase la emergencia sanitaria, el ministro de Transportes explicó que ya se están diseñando escenarios que combinen la inversión pública "en colaboración con la iniciativa privada". Y puso a la construcción como uno de los sectores que debe funcionar como "palanca" de la vuelta al crecimiento. 

Dentro de este sector caben tanto la construcción de vivienda como la "rehabilitación" de hogares ya levantados o la puesta en marcha de nuevas infraestructuras, explicó Ábalos, que señaló que la construcción "puede tener un importante efecto tractor para la recuperación". Intensificar las inversiones en este área, dijo, permitiría "promover el derecho constitucional a la vivienda a la vez que movería mucho la economía, porque la construcción mueve mucho, mueve mucha mano de obra y muchas actividades derivadas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento