El Gobierno de Canarias inicia un estudio sobre la cría de angelotes en Las Teresitas (Tenerife)

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha encargado un trabajo de seguimiento científico para determinar la evolución de la cría de los angelotes en la playa de Las Teresitas, donde se encuentra el mayor criadero de esta especie en las islas, dentro de la Zona de Especial Conservación de Sebadal de San Andrés.
.
.
JAIME EZEQUIEL RODRÍGUEZ

El estudio está coordinado por la empresa Tragsatec en colaboración con la ONG científica Asociación Tonina.

El consejero del área, José Antonio Valbuena, señala en una nota que el angelote "es una especie en peligro de extinción que tiene en Canarias sus últimas poblaciones saludables y su principal zona de cría conocida".

En este sentido, explica que los criaderos "son de vital importancia porque se consideran hábitats esenciales para su conservación", ya que en ellos se desarrollan las etapas juveniles de las especies y son muy vulnerables a distintos impactos, como el aumento de la pesca o la presencia de humanos en las zonas costeras.

"La investigación determinará la densidad y abundancia de crías de angelotes en estos entornos, así como de sus presas potenciales, y su comportamiento durante estos meses de estado de alarma sin usuarios en la playa", añadió Valbuena.

Para ello, se toman datos de temperatura del agua, se realizan estudios de la ecología trófica de los angelotes y se evalúan diversos bioindicadores de su estado de salud.

Los análisis preliminares realizados constatan que ya están apareciendo las primeras crías de este año 2020, unos ejemplares que miden entre 20 y 27 centímetros y que suelen permanecer en la playa los primeros meses de su vida.

Los juveniles de esta especie parecen elegir la playa de Las Teresitas para alimentarse dada la gran abundancia de gueldes que son su principal presa durante estos primeros meses de vida debido a la alta proporción de grasa que poseen.

Además, las aguas poco profundas de esta playa, al igual que sucede en otras zonas de cría descubiertas en Tenerife, les ofrecen protección frente a posibles depredadores.

La comparativa con los datos previos que se tienen desde el año 2014 indica que hasta el momento no se han producido cambios evidentes en los angelotes ni en la composición de peces y otros invertebrados marinos de la zona, si bien se observa que la playa está mucho más limpia de plásticos y otros desechos originados por la actividad humana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento