Anabel Pantoja se monta su peculiar y muy particular Feria de Abril en su casa

Anabel Pantoja
Anabel Pantoja
ARCHIVO

Con perdón de Ana Milán, cuyas anécdotas están siendo de lo más comentado en la cuarentena, la gran protagonista en las redes sociales de España durante todo el confinamiento no ha sido otra que Anabel Pantoja, que se ha ganado a todos con su desparpajo, sus bailes, su deporte, su nueva casa y, en fin, cada cosa que hace (hasta cuando se asusta por culpa de su novio, Omar Sánchez).

Y cada cosa que hace ha tenido su culmen este fin de semana, cuando se ha montado una de sus fiestas regionales favoritas en su propia casa debido al aislamiento y los fans no han podido dejar de aplaudirle. Eso sí, al compás, porque se ha tratado de la Feria de Abril.

Como sevillana que es, para la sobrina de Isabel Pantoja ponerse el traje de gitana y bailar sobre el tablao, con el albero bajo los pies y el vaso de fino, manzanilla o rebujito es algo que no puede perderse ni aún en las peores condiciones, máxime cuando va acompañado de los típicos platos que se comen en las casetas.

"No nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que no lo tenemos. Yo este año le decía al Negro [el apelativo cariñoso con el que se refiere a su pareja] que pasaba de feria y que me apetecía playa... Ahora pagaba lo que no tenía por estar ahí, rodeada de los míos, sudando, cantando afónica y volviendo a casa con los tobillos hinchados y llenos de tierra. Te quiero Sevilla", escribía en un post.

Pero junto a esa fotografía de alguno de los años anteriores en los que ha asitido vestida de flamenca al recinto ferial es escondía otra intención que se vio rápidamente en sus stories: montarse su propia Feria de Abril en un directo la tarde de este domingo.

Todo estaba preparado en la "Panto Caseta", como renombró al salón de su casa, y a bailar, y a bailar y a bailar, y a bailar sevillanas y a mirarse cara a cara que es la primera y flores por todas partes y mucha comida típica: ensaladilla, "tortilla papas" [sic], calamares, jamón, queso, rebujito "y todas las ganas".

"A ver si llego a la noche" se decía a sí misma antes de volcarse a cantar y dejarse la voz por su tía, entonando su sempiterno Se me enamora el alma, en un momento que ha deleitado a su más de un millón de seguidores, demostrando que el duende se lleva dentro (de su vestido de lunares).

Bajo la atenta mirada de su novio (y del cuadro en el que se leía 'Mi arma'), Anabel Pantoja ha reivindicado entre risas la tradición andaluza, versionando también a Los del Río y su Sevilla tiene un color especial, y justo entonces ha entrado en el directo la exparticipante de La isla de las tentacionesy gran amiga de la colaboradora de Sálvame, Susana Molina.

Ambas han recordado lo bien que se lo estarían pasando ahora mismo en El Real y la exconcursante de Gran Hermano ha piropeado a Anabel Pantoja asegurándole cuánto se parecía a su tía Isabel, lo que para ella ha sido todo un orgullo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento