La Bolsa de Nueva York cerró su sesión de este miércoles con un alza del 10,9% en el índice Dow Jones de Industriales, la segunda mayor subida reconocida desde 1987. Este ascenso se debe a las esperanzas puestas en que la Reserva Federal recorte mañana los tipos de interés y pese a la fuerte caída de la confianza de los consumidores estadounidenses en octubre.

El impulso: la confianza en que bajen los tipos
Según los datos disponibles al cierre, el índice Dow Jones de Industriales, el más importante de Wall Street, subió 891,18 puntos (10,9%), la mayor subida desde 1987, y se situó en 9.066,95 unidades, después de que el lunes bajara un 2,42%.

En el resto del mundo las Bolsas no han tenido tanta suerte, especialmente en el caso de la Bolsa española, que perdió la referencia de los 8.000 puntos cayendo a niveles de 2004.