Google, Yahoo y Microsoft, junto a otras compañías tecnológicas, han anunciado hoy su su adhesión a una iniciativa para garantizar la libertad de expresión y privacidad contra de intromisiones gubernamentales. Se llama Global Network Initiative, y con ella se comprometen a minimizar el impacto de las restricciones de los gobiernos a la libertad de expresión.

Se trata de una guía para promover el respeto a la libertad de expresión
El acuerdo servirá de guía para que las empresas "protejan y promuevan la libertad de expresión y la privacidad cuando se encuentran con políticas que interfieren con los derechos humanos". Lo asegura Yahoo, que fue muy criticado en 2004 por colaborar con las autoridades chinas en la identificación de Shi Tao, un periodista que denunció la censura de prensa en el país y que hoy cumple diez años de prisión.


La iniciativa es fruto de dos años de negociaciones y en ella participan también algunas organizaciones de defensa de los derechos humanos como Human Rights Watch y las firmas europeas de telecomunicaciones France Télécom y Vodafone.

Una serie de directrices genéricas

No se conocen todos los detalles sobre el contenido de este acuerdo, pero The Wall Street Journal afirma que sus firmantes han intentado evitar que incluya normas específicas sobre situaciones concretas. No se ofrecen por ejemplo recomendaciones sobre donde alojar los servidores que contengan la información de los internautas.

Las asociaciones de defensa de derechos humanos, eso sí, realizarán informes sobre como están respetando las compañías tecnológicas los principios que han suscrito por este acuerdo. Pero queda en el aire el modo en el que deberán manejar su relación con empresas de países con regulaciones más relajadas en materia de derechos.

Para estos casos en los que la casa madre no controle directamente sus negocios en países como China, el acuerdo recomienda esforzarse para que los socios sigan los principios de la iniciativa.