En la Región de Murcia hay ahora mismo 32 ocupaciones de difícil cobertura anunciadas en la página web del Ministerio de Trabajo, con la intención de que sean cubiertas por trabajadores de fuera de España.

Las ofertas de este catálogo han bajado un 60% de abril a septiembre de este año, por la crisis económica. Cuando había poco paro, las empresas no encontraban trabajadores en las listas del INEM y los traían de fuera.

Parados

Ahora que el paro ha crecido (en la Comunidad Autónoma hay 75.345 desempleados) son menos los profesionales que se buscan en el extranjero porque hay candidatos de sobra en las listas de desempleados.

Así, a principios de año se buscaban un centenar de médicos, cerrajeros o peluqueros. Ahora, con el frenazo de la construcción, ya no hacen falta carpinteros ni peones de obra. En cambio, sí se necesitan 22 especialistas del sector sanitario: médicos (cardiólogos, obstetras, anestesistas...); estomatólogos, protésicos... Y otras diez profesiones, cuanto menos, curiosas: operador de impresora, mecánico de aviones y helicópteros; trabajador del tratamiento de la leche; elaborador de helados y trabajador agropecuario...

Se necesitan 22 especialistas del sector sanitario: médicos, estomatólogos, protésicos...

La necesidad de médicos, como ya publicó 20minutos, responde «al incremento de la población, a su envejecimiento y a avances tecnológicos que requieren mano de obra especializada», según Pablo Alarcón, director general de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad.

La mayoría de los médicos que vienen son sudamericanos, por la ventaja de que hablamos el mismo idioma.

Según confirmaron a 20minutos fuentes de la Consejería de Sanidad, cuando en Murcia se necesita un médico, la Consejería vende su oferta a través del catálogo de ocupaciones de difícil cobertura, para asegurarse de que el INEM les buscará un candidato.

Para contratar extranjeros en sus países de origen, el empresario tiene que comprobar que aquí no hay parados en el sector que le interesa y a través de las Embajadas hace una oferta a una persona de otro país que responda a ese perfil.

Encarna Pérez. Secretaria de Inmigración de UGT.

«No hay que quitar el catálogo»

«El catálogo de profesiones de difícil cobertura es una de las tres herramientas que hay en España para controlar el flujo migratorio, junto al contingente estable (contratos para extranjeros de un año mínimo de duración) y al contingente de temporada (para el campo y la hostelería). Se puede ajustar más. Ahora, con la crisis, no se debe eliminar, aunque se use menos. Simplemente hay que dejarla, porque si superamos esta etapa, volverá a ser necesaria».