La economía catalana decrecerá un 0,1% en el año 2009, según las previsiones de la Generalitat, que estima que la recesión podría empezar a final de este año y mantenerse, como mínimo, durante los primeros trimestres del próximo ejercicio.

Así lo ha manifestado el consejero de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castillos, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Ejecutivo, en el cual se han aprobado los Presupuestos de Catalunya para el año 2009.

Estas cuentas, ha subrayado Castillos, se inscriben en un contexto económico de recesión. En este escenario, las previsiones elaboradas apuntan que el año próximo el Producto Interior Bruto (PIB) catalán decrecerá un 0,1%, frente al 1,2% previsto para este 2008.