Dunas en Riazor.
Varias máquinas trabajan en el arenal de Riazor colocando la duna que protegerá el Paseo de los temporales. M. F.

El Paseo Marítimo empieza ya a blindarse contra los temporales, ya que varias máquinas trabajan ya  en la colocación de la duna que cada invierno evita que el oleaje llegue hasta tierra y destroce la balaustrada.

Así ocurrió con el temporal que azotó la ciudad el pasado 10 de marzo , en el que una ola de uno 10 metros derribó más de 100 metros de muro e hirió a cuatro personas, además de causar otros destrozos valorados en unos 150.000 euros.

Para evitar eso, el Ayuntamiento ya anunció ese mes que a partir de este invierno la duna de protección será más larga y se extenderá desde la Coraza al Playa para crear una barrera más reforzada.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA