En la Audiencia Provincial
Varios funcionarios en una sala de la Audiencia.

Más de 500 juicios de faltas, para los que ya se había citado a testigos hasta el 31 de diciembre, van a tener que retrasarse de dos a tres meses debido al cierre del segundo juzgado de guardia en Zaragoza, cuyo último día de funcionamiento será el viernes, según fuentes de los juzgados.

Este hecho puede agravar el atasco que sufren las dependencias judiciales zaragozanas, que tienen pendientes de trámite más de 33.000 causas.

Cada día, los juzgados de guardia atienden una media de una decena de juicios rápidos por faltas y con este cierre las esperas podrán prolongarse hasta ocho horas para ser atendido.

Al turno de noche se le ha retirado el coche oficial para el juez y el equipo del juzgado
"Este segundo juzgado de guardia es necesario porque
no se puede atender todos los asuntos a la vez. Es una reclamación histórica y se retira por una cuestión económica" subraya Luis Casero, responsable de Justicia de CC.OO.

A partir del lunes, un sólo juzgado de guardia va a tener que hacerse cargo de todos los juicios rápidos que se realicen por faltas, por pequeños robos y por diversos delitos a la hora de conducir.

También tendrán que hacerse cargo de los levantamientos de cadáveres, ver a todos los detenidos, atender los casos de agresión y gestiones legales que se realizan para trasplantes, entre otras.

Antes de la Expo, el único juzgado de guardia atendían una media de nueve juicios rápidos al día, aunque había días en los que se atendían hasta 18.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA