La empresa Ford, a través de su nuevo modelo Fiesta, ofrece la oportunidad de educar a los conductores que estén interesados en mejorar su conducción ecológica y eficiente (reducción de consumos de combustible). Por eso el 21 de octubre, 20minutos.es tuvo la oportunidad de asistir a ese curso de conducción (llamado Love Test Drive) en la pista del circuito del Jarama (Madrid), del que se pueden ver algunas escenas en el vídeo de esta noticia.

Antes de subirnos al coche

Hay que tener en perfectas condiciones el vehículo para que funcione con el menor esfuerzo posible. Por ejemplo, es muy importante que la presión de los neumáticos sea la recomendada por la marca. Si se tiene por debajo de la presión, el roce del neumático con la carretera será mayor por lo que el consumo será mayor y el neumático sufrirá más. Si está por encima de la presión recomendada, el neumático también sufrirá por el exceso de uso en un solo punto.

Una vez dentro del vehículo...

En primer lugar, lo que siempre hay que tener claro antes de empezar la marcha es que por encima de la intención de conducir de forma eficiente está nuestra propia seguridad. Dicho de otra forma, la seguridad es lo primordial, y el ahorro en los consumos lo secundario.

Una vez aclarado este punto, hay que tener en cuenta distintos puntos:

1) Para que la conducción sea lo más eficiente posible (consumos reducidos) hemos de llevar, siempre que podamos, una velocidad constante.

2) Para ello, evitaremos frenar y acelerar bruscamente.

3) Para conseguir los dos puntos anteriores, hemos de anticiparnos al movimiento de los demás. Por ejemplo, si vemos que un semáforo está a punto de encenderse, mantendremos una velocidad constante para que no tengamos que frenar y podamos seguir la circulación sin necesidad de meter de nuevo la primera marcha (cuando el vehículo más combustible consume).

4) Para circular, las revoluciones por minuto adecuadas han de ser de 2.000-2.500 rpm en los vehículos de gasolina y de 1.500-2.000 rpm en los diésel.

El nuevo Ford Fiesta en el circuito del Jarama.

5) Si lo traducimos en km/h, la 1ª marcha sólo la utilizaremos para arrancar. Rápidamente cambiaremos a la 2ª marcha. Cuando lleguemos a los 30 km/h ya cambiaremos a 3ª, en 40 km/h a 4ª y 5ª cuando lleguemos aproximadamente a los 50 km/h, según las recomendaciones de los cursos de conducción de Ford. Estos parámetros también dependerán de si se va en cuesta, en llano o en bajada.

6) En este sentido, normalmente es mejor utilizar las marchas largas e ir a bajas revoluciones. ¿Y qué pasa con el control de crucero? Si nuestro coche incluye este sistema, nos vendrá muy bien si la carretera es llana o va en bajada, pero cuando el vehículo tiene que subir una cuesta, se esforzará en llegar a la velocidad solicitada lo antes posible, por lo que aumentará los consumos.

7) ¿Cuándo tenemos que parar el motor? Si vamos a estar con el motor mucho tiempo encendido, es mejor apagar el motor. Lo normal es que si el tiempo de espera es mayor a un minuto, se apague el motor ya que a partir de ese momento el consumo será menor que si se vuelve a encender el vehículo. Un dato: un motor al ralentí consumo entre 0,4 l/h y los 0,7 l/h.

Las clases de conducción no terminan en Madrid...

En la web Circular seguro se ofrecen consejos de lo que no se debe hacer en conducción eficiente, como evitar apagar el motor cuesta abajo o pegarse al vehículo de delante para evitar la resistencia del aire.

El Love Test Drive también pasará por Valencia, Ronda y Gran Canaria

El Love Test Drive pasará por los circuitos de Ricardo Tormo (Valencia), Ascari (Ronda) y Maspalomas (Gran Canaria) . Junto con éste, también se desarrolla el Love Day Tour, que recorrerá más de 25 ciudades de toda España.

Los cursos (gratuitos) tienen una hora de duración y se componen de dos partes: una teórica en la que se repasan las reglas generalres de la conducción eficientes, aquí expuestas, y otra práctica en la que se podrán trasladar al volante del nuevo Ford Fiesta los conocimientos aprendidos.