Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Ciudad Real han desarticulado una banda de delincuentes que se dedicaba al robo en bares y cafeterías en varias provincias españolas y que, durante este mes de octubre, había actuado supuestamente, en siete establecimientos de la capital.

Se alojaban en pensiones próximas a los lugares que atracaban

Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia, la banda la formaban tres hombres que, supuestamente, atracaban los locales con violencia para reventar las máquinas tragaperras, apoderarse de la recaudación, además de diferentes botellas de licor.

Las pesquisas realizadas por los agentes han determinado que esta banda estaba muy especializada en esta modalidad delictiva y que operaba en todo el territorio nacional, alojándose en pensiones u hostales en localidades próximas a los lugares donde cometen los robos, comprando las herramientas necesarias para cometerlos durante varios días para desaparecer posteriormente y evitar el acoso policial.

Pillados in fraganti

La primera detención de los miembros de esta banda, la de T. D. S., de 38 años, se produjo en Segovia, el pasado 17 de octubre. Éste fue detenido 'in fraganti' cuando estaba cometiendo un robo en un bar de Segovia.

El segundo de los integrantes de la banda, S. T. A., fue detenido, gracias a la colaboración ciudadana, cuando trataba de robar en un bar-cafetería de Ciudad Real, el pasado 23 de octubre. En su poder, se le intervino una cizalla, con la que estaba cortando la persiana de cierre del establecimiento, y dos destornilladores.

Al día siguiente, se detuvo al tercer miembro de la banda en un vehículo, en el que portaba diversos utensilios utilizados, supuestamente, en los robos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CIUDAD REAL