Nueva York registra un aumento de los daños por desinfectante tras la polémica de Trump

Trump sugiere tratar coronavirus con "inyección de desinfectante"
Trump durante una rueda de prensa.
Europa Press

El Centro de Control de Envenenamientos de Nueva York ha recibido este viernes 30 llamadas relacionadas con la lejía, desinfectante Lysol y otros productos de limpieza tras las declaraciones de Donald Trump, en las que propuso la inyección en vena de productos desinfectantes como medida contra el coronavirus.

El departamento tuvo que lidiar por teléfono con nueve casos por exposición al Lysol, 10 relacionados con lejía y 11 con otros productos de limpieza en tan solo 18 horas. No especifican qué tipo de exposición existió en ninguno de los casos, pero sí confirman que no necesitaron ser atendidos en un hospital ni produjeron ningún fallecimiento.

En las mismas 18 horas en 2019, tan solo se atendieron dos casos relacionados con lejía y trece con otros productos, lo cual quiere decir que ha habido un aumento importante tras las declaraciones de Trump.

El presidente de los Estados Unidos propuso inyectar desinfectante y luz solar a los pacientes contagiados con Covid-19 para combatir la enfermedad. "Veo el desinfectante que lo elimina en un minuto, un minuto. ¿Y hay alguna manera de que podamos hacer algo así mediante una inyección en el interior o casi una limpieza? Como ve, entra en los pulmones, hace un gran número en los pulmones, por lo que sería interesante verificar eso".

La propia compañía Lysol ha alertado de la peligrosidad de esta práctica. "Bajo ninguna circunstancia, nuestros productos desinfectantes han de administrarse adentro del cuerpo humano (sea por inyección, ingestión o cualquier otra ruta", declaró la empresa.

Los científicos han reaccionado rotundamente en este sentido emitiendo comunicados para desmentir la eficacia de estos productos inyectados en vena.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento