El Gobierno cuenta con un nuevo objetivo en materia de Educación y Trabajo para la presente legislatura, conseguir 200.000 alumnos más que se decanten por la Formación Profesional de grado medio.

Para ello, lo que se pretende es que los estudiantes de FP disfruten de ciertas facilidades y apoyos para terminar su proceso formativo. Así, se favorecerá que los estudiantes se formen con prácticas en Europa y promoverá las titulaciones con mayores posibilidades de empleo en cada momento, como en sectores emergentes y tecnología.

Reconocimiento de la experiencia laboral, estudios a distancia, becas...
Todo ello, de cara a la integración de la FP a las necesidades del mercado de trabajo mediante los planes del Gobierno, que pasan por el reconocimiento de la experiencia laboral, poder estudiar a distancia y el acceso a becas para trabajar y formarse al mismo tiempo.

Los ministros de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera , y el titular de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, han explicado a la prensa la "hoja de ruta" de la nueva FP durante una visita al Centro Integrado de FP en Nuevas Tecnologías José Luis Garci de Alcobendas (Madrid).

Según Cabrera, se trata de pasar del 35% actual de titulados de FP de grado medio (238.779 alumnos este curso) al 45% que ya tienen otros países como Alemania, Francia o el Reino Unido, ya que la tasa de empleo para estos profesionales es muy alta.

Como ya ocurre con los alumnos de grado superior (con una tasa de titulados del 15 por ciento, superior a la media de la OCDE), se va a promover la movilidad internacional de los de grado medio para que puedan completar estudios y trabajar en Europa al modo de un "Programa Erasmus de la Formación Profesional".

En este sentido, se adaptará el marco nacional de cualificaciones al europeo. Desde el curso 2009-2010, un sistema de becas y ayudas posibilitará que trabajadores de entre 18 y 24 años sin FP puedan compatibilizar un empleo con la obtención de uno de estos títulos a través de contratos a tiempo parcial.

El Real Decreto que elaboran ambos departamentos en diálogo con los agentes sociales y las CC AA fijará desde enero un sistema de evaluación y acreditación de conocimientos adquiridos por la experiencia laboral o vías no formales de formación. Esto permitirá la obtención del "certificado de profesionalidad" o título de FP si se cursan, además, los módulos necesarios hasta completar la formación.