Morir tiene varios precios y, como ocurre con los supermercados, se puede ahorrar más de 100 euros con sólo elegir bien. Porque más allá de las coronas de flores o de los lujos del ataúd, no es lo mismo lo que cuesta sólo el entierro (805 euros) que una incineración (920). La diferencia, 115 euros, pero el 68% de malagueños la prefiere.

Entre un 70% y un 80% de los fallecidos se asegura antes de morir

El precio más barato de un funeral lo tiene el Parque Cementerio de Málaga (Parcemasa). Un paquete que incluye traslado, féretro, corona, capellán, entierro y un nicho (pared) por cinco años cuesta 1.434 euros.

El mismo servicio con una funeraria asciende a 2.150 euros si no se tiene un seguro de deceso, aunque entre un 70% y un 80% de los fallecidos se asegura, explica Rafael Toval, gerente de Parcemasa.

Y si en vez de la sepultura se decide la incineración, el coste se dispara a unos 1.550 euros. La tarifa no incluye el columbario o el osario para las cenizas. Arrendar uno en Parcemasa por 50 años -lo mínimo permitido- cuesta 487 euros.

Pero la mayoría de las incineraciones no terminan en el cementerio, sino en los columbarios que tienen muchas familias en las cofradías. También los hay, aunque son pocos, los que deciden llevarse las cenizas a su casa y esparcirlas en el mar o en cualquier sitio, algo que no impide ninguna legislación en España, asegura Toval.

Se puso de moda

La cremación se puso de moda porque Parcemasa quedaba lejos de la ciudad para visitar a l0s difuntos y muchos optaron por depositar los restos en cofradías y parroquias.

Ninguna legislación en España impide esparcir las cenizas
También puede tener detrás una razón económica: el entierro es a la larga más caro porque a los cinco años se tienen que sacar los restos del nicho. Y entonces se plantea la disyuntiva de si incinerarlos (y vuelta a empezar) o ampliar la concesión del nicho a 50 años o 75 años.

A diferencia de los teatros, en el cementerio la primera fila es mucho más barata: un nicho cuesta 1.247 euros por  50 años y 1.880 por 75. A partir de la segunda sube a 1.672 y 2.293, respectivamente.

Las tumbas han pasado a la historia. Sus tarifas tampoco ayudan: lo mínimo son 2.361 euros.

Autobús directo al camposanto

La EMT reforzará desde el jueves y hasta el 2 de noviembre la línea 23, de la Alameda principal al cementerio. El día 1, el autobús pasará cada 15 minutos; se contará, además, con un servicio directo desde la Alameda principal a Parcemasa entre las 8.30 y las 20.00 horas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA