Elon Musk promete que Starlink comenzará a ofrecer internet satelital antes de que acabe 2020

Así se vería la Tierra con los satélites Starlink a su alrededor.
Así se vería la Tierra con los satélites Starlink a su alrededor.
Starlink

SpaceX, la empresa de tecnología aeroespacial de Elon Musk, sigue dando pasos en firme hacia uno de sus proyectos más ambiciosos: Starlink, una red de internet de alta velocidad que funcione a nivel global a través de satélites que construyan una megaconstelación alrededor de la Tierra.

Esta semana la empresa del también dueño de Tesla ha colocado con éxitootros 60 satélites más para conseguir cumplir el objetivo del programa, con lo que suma ya unos 420 en órbita. Desde que en mayo de 2019 SpaceX empezara a enviar satélites al espacio, el proyecto, claro, ha sido blanco de mucha controversia, especialmente en cuanto a su impacto en el cielo nocturno.

Como ya es habitual, Musk ha revelado detalles del proyecto respondiendo a usuarios en Twitter: la beta privada del internet de Starlink está prevista para dentro de tres meses y en unos seis meses la beta pública.

Aunque el objetivo de la empresa es desplegar 12.000 satélites para, según su web, “ofrecer internet de banda ancha de alta velocidad a ubicaciones donde el acceso ha sido poco fiable, costoso o no disponible”, con los que el programa tiene en órbita actualmente comienza a ser suficiente para las primeras pruebas de este internet satelital.

Musk promete una beta privada y otra pública para antes de que acabe 2020, manteniendo así la estimación inicial que daba SpaceX, que espera poder comenzar a dar servicio en el norte de Estados Unidos y Canadá en 2020, y llegar a casi todas las zonas pobladas el próximo año.

¿Cómo son estos satélites?

Se encuentran a una latitud menor que otros satélites -550 kilómetros frente a 1.000 kilómetros o más-, tienen un diseño compacto y pesan unos 260kg. Tienen cuatro antenas muy potentes que le otorgan de una gran capacidad de rendimiento y que pueden redirigirse rápidamente.

Los satélites de Starlink se desorbitan solos al final de su vida útil y se queman en la atmósfera terrestre en un periodo de uno a cinco años.

También están compuestos por paneles solares y sistemas de propulsión iónicos alimentados por criptón, lo que les permite moverse y deshacerse al final de su vida útil. Además, cuentan con rastreador de estrellas, lo que les da la capacidad de colocarse en el sitio exacto para garantizar el mejor funcionamiento posible de la banda ancha. De igual forma, tienen un sensor que detecta los escombros para evitar que colisionen con ellos.

¿Y para conectarse al internet satelital de Starlink?

Tu router de casa no servirá y para usar Starlink necesitarás su propio aparato, los llamados 'Starlink Terminals'. Musk explicaba también en Twitter que estos solo requerirán conectarse a un enchufe y apuntarlos hacia el cielo, y ellos por sí solos rotarán para direccionarse al satélite de Starlink más cercano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento